Sociedad y Justicia

Insta Iglesia a mostrar descontento y no dejar de asistir a la reunión con funcionarios sobre minas El Cobre y Caballo Blanco

octubre 05, 2019

Desde 2016 la Iglesia diocesana se ha unido a la lucha contra la minería a cielo abierto, para que se cancelen los proyectos Caballo Blanco y El Cobre, en Actopan y Alto Lucero y el próximo 11 de este mes, los secretarios de Economía y el subsecretario de Minería irán a Actopan para escuchar al pueblo, para ver si la comunidad está en contra de las minas, dio a conocer el párroco de Actopan, Andrés Solano Hernández.

Ante la visita que harán los funcionarios federales, dijo el padre que es necesaria la presencia de los pobladores, porque las palabras del subsecretario de Minería fueron que quieren ver "si no se trata de unos cuantos revoltosos que se expresan, que no quieren las minas".

A las 11 de la mañana será cuando lleguen los funcionarios, en donde habrá ponencias de investigadores de la Universidad Veracruzana (UV), de luchadores ambientalistas, que explicarán las consecuencias que provocan estas minas, "pero si hay ausencia –advierte el párroco a su feligresía– las minas obtendrán en automático el permiso para la explotación, si hay presencia significativa en el Salón Estrella, lleno, le estarán diciendo al gobierno federal que no se quieren las minas".

El gobierno federal ha dicho que le interesa consultar primero al pueblo, "por lo que debemos ir, el pastor debe preocuparse por el agua que beben las ovejas, es la invitación del decanato, de los comités de Defensa del Territorio y estarán los tres niveles del gobierno", dijo Solano Hernández.

La mina a cielo abierto Caballo Blanco comprende predios dentro de Alto Lucero y del municipio de Actopan, y con el acuerdo firmado ayer por el cabildo de Alto Lucero, no se dará cambio de uso de suelo para los lotes Silver, Reducción Caballo Blanco VI, Lili, Caballo Blanco IX Fracción 2, Caballo Blanco IX Fracción 3. Caballo Blanco 12, Caballo Blanco 6, Caballo Blanco IX Fracción I.

Predios en los que la empresa, primero Gold Group, luego Minera Gavilán Minings, intenta extraer oro y plata y que obtuvieron concesiones desde 2005 a 2010 con una vigencia de 50 años, renovables por otros 50 años.

Allá en 2010 la empresa ingresó un Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) para la construcción de un socavón y un polvorín, estudio que fue aprobado por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y denunciado por la ciudadanía ante la Profepa. En 2011 ingresó el primer MIA a la Semarnat con clave 30VE2011M0043, buscando la explotación del cerro de La Paila, a través del proyecto minero Caballo Blanco.