Política

Avance de megaproyectos mantiene viva la represión a activistas sociales: FNLS

octubre 03, 2019

Integrantes del Frente Nacional de Lucha contra el Socialismo (FNLS) del estado de Chiapas, denunciaron que por la implantación de megaproyectos, minas, presas y perforaciones de pozos petroleros, así como por el Tren Maya, hay represión y vuelve a haber presos políticos y se han abierto 160 carpetas de investigación en contra de campesinos que luchan por mejores condiciones de vida y por su territorio, por eso iniciaron una brigada nacional, ya que temen que en estados como Veracruz también se vayan a dar estos acontecimientos.

Al afirmar que no quieren ser la piedra en el zapato del caminar del Presidente, Andrés Manuel López Obrador, pero que tampoco se quiere callar ante la represión, Javier Pérez Pérez del FLNS en Chiapas, dijo que en un sexenio es difícil que se modifiquen las condiciones del campo y el principal problema es el proceso de concentración de la tierra por parte de empresas transnacionales o terratenientes o la burguesía agraria. Esta concentración de la tierra se da a través de operativos policiacos para despojar la tierra, para quebrantar la voluntad de lucha de defensa de muchas comunidades y el despojo legal de tierras es a través de mecanismos legales, de reformas que buscan eliminar el carácter social de la tierra y buscan eliminar el carácter de ejido y con ello hacer más fácil la compra de tierras.

En Chiapas las empresas han ido acaparando muchas tierras y el campesino se va quedando sin tierras para trabajar y se impulsan la tala de árboles, explotación de pozos petroleros y la supercarretera para el tránsito de mercancías que afecta varias hectáreas propiedad de campesinos, y que se los quieren comprar a bajos precios, dijo Pérez Pérez.

"En un momento Veracruz se concentró la violencia, los desaparecidos, los ejecutados y esa violencia se traslada, es ahí donde si hay similitud donde hay intereses van 5 mil hectáreas despojadas y la Fiscalía anuncia que en este año tiene que terminar con siete hectáreas despojadas a colonos y campesinos y esa política lo que ha generado es ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, desplazamiento forzado y detenciones arbitrarias, así como hay 160 carpetas de investigación en contra indígenas.

"Y en el FNLS tenemos ya víctimas, un compañero detenido y desaparecido en este sexenio, por eso comenzamos una gira nacional con la intensión de exponer el carácter de la administración chiapaneca que abandera la Cuarta Transformación, que sirve esta gira como un cuestionamiento del gobierno federal, si está de acuerdo que se despojen tierras, que vea a las víctimas".

Rodolfo García Gómez, recorre con la caravana nacional, él fue detenido en septiembre de 2017, del municipio Venustiano Carranza, Chiapas, y fue imputado de atentar contra la paz y la colectividad del Estado, estuvo como preso político en el Cereso 10 de Comitán. "El Estado nos genera delitos por defender las tierras, por eso nos agarra y nos encierra.

"Nuestro delito es la lucha por la tierra y muchas causas, porque en las tierras van a ser explotadas por minas y como organización luchamos por el socialismo, pero no sólo el gobierno de Peña cometió terrorismo de Estado, hoy también hay presos políticos y va seguir la represión contra los campesinos y luchadores sociales", dijo García Gómez.