Política

Amagan ejidatarios de Coatza con bloqueos por fugas de agua en petroquímica Morelos

septiembre 30, 2019

Coatzacoalcos, Ver.- Los ejidatarios de Rincón Grande, en Coatzacoalcos amagaron con bloquear los accesos al complejo petroquímico Morelos, si Petróleos Mexicanos (Pemex) no repara un ducto de agua que atraviesa sus parcelas.

El ducto de cinco kilómetros que abastece de agua a este complejo, desde la presa La Cangrejera, presenta diversas fugas por falta de mantenimiento y provoca anegaciones y deslaves en varios predios de este ejido.

Los ganaderos y campesinos del ejido Rincón Grande han solicitado en varias ocasiones que sea reparado pero no han recibido respuesta de la empresa del estado, aun cuando lo hacen en los términos del contrato que firmaron con esa empresa el 22 de octubre de 1994.

Carlos Sedano, uno de los ejidatarios afectados, indicó que el ducto ha venido presentado diversas fugas y todas han sido reportadas sin obtener respuesta, por eso han decidido darles un plazo de 10 días, antes de iniciar sus movilizaciones.

Refirió que este ducto tiene 30 años instalado, pero en todo ese tiempo no ha recibido mantenimiento, generando muchas afectaciones.

"Nosotros les vamos a dar el plazo de 10 días hábiles, si no vienen ni se responsabilizan por reparar la fuga y ver lo del contrato superficial, que reconozcan y nos paguen los daños, nos vamos a tener que ver en la penosa necesidad de actuar", advirtió

Los ejidatarios indicaron que las fugas provocan deslaves, socavones e inundaciones en zonas de pastoreo, lo que repercute en sus actividades agropecuarias.

Además de la reparación de la línea, los afectados han exigido a lo largo de los años el pago por las afectaciones que ocasionan las enormes fugas de agua.

Cabe señalar que el mismo problema enfrentan varios ejidatarios de otros municipios por el daño que presenta el ducto central que abastece de agua a la presa La Cangrejera, la cual a su vez distribuye el agua para los procesos de todas las plantas petroquímicas asentadas en el corredor industrial.

En los últimos 20 años, las administraciones federales han dejado caer la infraestructura de operación de ésta zona industrial.