Política

"La Iglesia católica no encubrirá a sacerdotes pederastas": obispo

septiembre 30, 2019

Orizaba, Ver.- La jerarquía católica está decidida no sólo a frenar sino incluso a consignar los abusos sexuales de los clérigos, es más, el propio papa Francisco ordenó, en base al derecho canónico, denunciarlos ante la autoridad civil y que se proceda en consecuencia.

"No vamos a encubrir a nadie", revela el obispo de la diócesis de esta ciudad, Eduardo Cervantes Merino, quien igualmente considera que todos los diputados locales, antes de agendar y votar una eventual despenalización de aborto, consulten a los ciudadanos de sus distritos; "es su obligación; no se trata de hacer leyes porque la bancada así lo quiso", opinó.

En pocas palabras el prelado rechaza las acusaciones que hacen organizaciones no gubernamentales sobre la presunta complicidad de la jerarquía con sacerdotes acusados de abusos sexuales, "si hay ilícitos, que digan cuáles y que lo denuncien; la iglesia católica está siempre a favor del no encubrimiento; si hay un delito que cometa cualquier ministro católico, estamos en la total búsqueda de colaboración; no se encubre a nadie, no se permite el ilícito a nadie dentro de la Iglesia".

E insistió en ello el obispo, al comentar que la Iglesia católica, con el papa Francisco a la cabeza, rechaza la colusión con criminales: "estamos siendo más radicales en el ataque y seguimiento de estos casos y buscamos componer la situación de esos ilícitos que triste y desgraciadamente se cometen... Y si se cometen, ¡que se castiguen!, estamos en la total disposición y, es más, por las indicaciones de las últimas normas que el papa nos ha enviado, tenemos la obligación de hacer el proceso en contra de quien se acusa, obviamente entregando las pruebas, porque puede haber gente que invente".

Firmes contra la interrupción
legal del embarazo

Pero, así como hacen este planteamiento, igual reitera el rechazo de la jerarquía católica a la probable despenalización de aborto a partir de la semana doce, y asegura: "tan digna es la vida del nacido como del no nacido; conforme somos más pequeños, somos más indefensos y necesitamos de la protección de los padres que nos engendraron... Científicamente (sic), con toda la objetividad, sabemos que de la unión del óvulo femenino con el esperma masculino, empieza una nueva vida" (sic).

En todas las sociedades estamos en el límite de poder hacer leyes que atenten contra la vida y la dignidad de las personas, señala. No obstante, propone que todos los diputados locales de Veracruz, antes de votar consulten a los habitantes del distrito que representan, "si alguien fue electo por el pueblo para ser representante en la configuración de las leyes, tienen que buscar el bien común. Una ley no puede atentar contra la dignidad de cualquier miembro del estado".

Y continuó: "No se les eligió para que hagan lo que quieran, lo que se les pegue la gana; ellos, los diputados, están al servicio de la comunidad que los eligió y deben tener en cuenta cuales son los valores y principios de las personas que votaron por ellos; no se debe elegir a alguien que luego opine o actúe según su capricho, sino debe responder según a las leyes que corresponda al desarrollo de la comunidad y en especial a la que representan, y no se deben hacer leyes simplemente porque la bancada lo dijo, de cualquier partido".

Ésa es la parte que nos hace falta purificar, dice, "de la participación democrática en el país y en Veracruz, considero que debemos tener diálogos, discusiones sobre la formulación de las leyes con argumentos".

El obispo considera: "Son modos de pensar y creer que asesinando al inocente y presentando a través de la legalidad, se piensa que se puede vivir la libertad de la mujer; esa es la impresión que se tiene, es una manera de pensar, que respeto, pero que no estoy de acuerdo, porque la vida del ser humano está llamada a ser salvaguardada desde su concepción hasta a muerte natural; nos sorprende cómo ahora hay tantas organizaciones que promueven y defienden la dignidad y vida de los animales, se pronuncia en contra de la cacería, eso es bueno, pero pareciera que la especie humana es de segunda, a ellos sí se les da permiso para matarlos; es la contradicción del ser humano; necesitamos seguir proclamando, el valor de la vida por sobre todo", plantea.