Política

Ambiente público y consecuencias

septiembre 26, 2019

Dos datos contundentes dan una idea apenas aproximada a lo que significaron las décadas del neoliberalismo desde los años 80 del siglo pasado. Uno, Orfis detecta desvíos por 4 mil 500 millones de pesos en el último año del ejercicio de ex gobernador Yunes; dos, en lo que va del año ha habido 131 mujeres asesinadas en Veracruz.

No son fenómenos aislados, existe necesariamente una relación causal entre la violencia intrafamiliar, la corrupción neoliberal, su obsesión por la acumulación y su indiferencia por el sufrimiento social con el profundo deterioro de las relaciones intersociales y el potencial de ejercicio de violencia.

Todos los gobiernos y tomadores de decisiones nacionales –y mundiales– que compartieron las premisas económicas del neoliberalismo son completamente responsables del inquietante deterioro del tejido y los valores colaborativos que ha sufrido el país. Doblemente responsables porque también lo fueron de la espiral de violencia generada por un psicópata de poca alzada y un analfabeta funcional de avaricias desbordadas.

La oposición honrada debe reconocer esto para tomar distancia de lógicas probadamente destructivas del interés y bienestar públicos.

Es claro que la veracruzana es una sociedad con serios problemas de misoginia, y hay razones sobradas para establecer una relación causal entre la explosión feminicida y el ambiente de violencia continuada por años a la que las administraciones pasadas abandonaron a la sociedad.

MÁS NOTAS DE septiembre 26, 2019

<p>Ambiente público y consecuencias</p>

Ambiente público y consecuencias

Dos datos contundentes dan una idea apenas aproximada a lo que significaron las décadas del neoliberalismo desde los años 80 del siglo pasado. Uno,

Leer nota completa