Municipios

Encubren las instancias ministeriales de Zongolica violencia doméstica machista

septiembre 25, 2019

Zongolica, Ver.- La sombra de la corrupción amenaza a los responsables de la Fiscalía Especializada en Delitos contra la Familias; la dilación con la que atienden las acusaciones, especialmente en donde las víctimas son mujeres abren la sospecha de actos de misoginia en una de las zonas en donde el machismo difícilmente puede ser erradicado. Actualmente hay dos casos en los que el agresor está identificado, es señalado por sus víctimas, se tiene pruebas de los presuntos delitos y, sin embargo, no ha sido procesado.

De acuerdo con el testimonio de Verónica Hernández Hernández y Lourdes Sánchez Ortega, se presume una serie de irregularidades en la integración de las investigaciones que se sigue en contra de su agresor, el que a pesar de estar plenamente identificado no ha sido procesado, de hecho, existen dos carpetas de investigación 190/2019 y la 121/2019, pero no hay avances en las indagatorias.

Ambas mujeres señalan que la Fiscalía en Delitos Contra la Familia en Zongolica mantiene con mucha lentitud la integración de las investigaciones e incluso señalaron que Marcos Tetlactle García, como su agresor, a pesar de estar señalado como presunto responsable de los delitos de acoso, agresión verbal, amenazas e intento de violación, amenazas, lesiones y pensión alimenticia; hasta el momento no se ha procedido en su contra.

Los dos casos tienen relación pues el agresor es la misma persona, en el caso de Lourdes Sánchez, fue agredida verbalmente además de acoso sexual, "me advirtió que me va a llevar a los matorrales, quiera o no" fue una de las tantas amenazas de las que ha sido objeto. En el otro caso, Lourdes Sánchez García de 26 años de edad aseguró que, el agresor, su ex esposo, siempre la ha violentado, "me golpea, me humilla, no se hace cargo de la manutención de sus tres hijos".

Las quejas, ya documentadas, ya fueron de conocimiento de la Fiscalía Especializada, sin embargo, hasta el momento no hay avance en las investigaciones y por el contrario, ambas han sido amenazadas al grado de que les exigen se retire la acusación.

Casos como estos, no son los únicos pues en este municipio, las agresiones en contra de las mujeres permanecen como uno de los delitos con mayor incidencia. El problema se agrava debido a que en muchos de los casos las agresiones no logran ser conocidas, pues las víctimas prefieren no denunciar los hechos para evitar ser de nuevo golpeadas por su agresor o bien juzgadas por la misma sociedad, según señalan.

No obstante, la dilación con la que se actúa en casos como estos, son otro de los motivos por los cuales no se presentan las denuncias en contra de agresores. De acuerdo a las estadísticas, las zonas indígenas, como esta, se colocan en los primeros 10 lugares de agresiones en contra de mujeres.