Política

Viriato y Francisco Villa , caudillos con similitudes

septiembre 19, 2019

Interesante el conocer acerca de personaje de la historia, que a pesar de encontrase en condiciones inferiores a la de sus adversarios hicieron frente a los mismos con inteligencia y astucia. Los medios en especial Hollywood nos presentan a sus personajes consentidos y los transforman en celebridades, como es el caso del Escocés, William Wallace, quien tiene mucho mérito por haberse enfrentado al ejercito Ingles, pero muchos años antes, existió un personaje que a diferencia de Wallace, enfrentó no solo a un Rey, sino a un Imperio.

Tal es el caso de Viriato, el caudillo Lusitano, quien de acuerdo a los historiadores nació en la Sierra de la Estrella, en lo que es la actual Portugal, no se sabe con exactitud la fecha de su nacimiento. Los primeros datos sobre su lanzamiento a la vida pública, fue en el año 150 a. C., cuando el Pretor Galba realizó una masacre de campesinos Lusitanos, a quienes había prometido tierras a cambio de la paz con Roma. En aquel entonces el buen Viriato dedicaba su tiempo a Pastorear y de acuerdo a los historiadores romanos también a robar (similitud con Villa) , y como la historia lo demuestra, los grandes hombres e inventos, en su mayoría son producto de una casualidad, o como dijese Pinky: "De pura chiripada", como el caso de Viriato, quien tras la matanza de sus paisanos encabezó un lucha de guerrillas contra los destacamentos romanos, venciendo a los pretores (gobernadores) Cayo Vetilio, Cayo Plaucio y Claudio Unimano entre los años 147 y 146 a.C., y no solo los derrotó, sino como es el caso de Cayo Vitelio, fue humillado por Viriato, pues le tendió una emboscada en la serranía de Ronda, otro punto para Francisco Villa.

Conociendo como son de arrogantes los amos de la guerra, no es difícil imaginar el enojo de los Romanos y por qué destruir a Viriato se convirtió en una obsesión para ellos. El orgullo de Roma estaba herido, en pocos años, Viriato destruyó la unidad de Roma sobre Hispania. Ante la astucia del ex pastor, los Cónsules Romanos decidieron que la única salida era pactar la paz con Viriato, pero uno de los cónsules, Servilio Cepión, decidió que la afrenta debía ser pagada con sangre así que se optó por el camino de la traición, otro punto para Villa. De esta manera, los Romanos le hicieron creer a Viriato que querían terminar con la guerra, y cuando este último envió a sus emisarios Audas, Ditalkón y Minuros, el Cónsul Servilio los soborno y de regreso al campamento Lusitano, los traidores asesinaron a Viriato mientras dormía. La recreación pictórica de este lamentable suceso histórico, lo pueden consultar en la dirección electrónica del Museo del Prado, ya que fue magistralmente imaginada por el pintor José de Madrazo.

Así murió uno de los grandes líderes de la antigüedad, a quien la historia no le ha dado el crédito que se merece, mucho menos pensar en una película, porque el nombre no es comercial según los cineastas, pero es justo, que se recuerde siempre, aunque sea en un pequeño espacio como este, a hombres y mujeres, de quienes se sabe muy poco, pero que sus acciones y comportamiento son un ejemplo del valor que todos tenemos para enfrentar a la adversidad. Por eso Melito, el Poeta maldito del Papaloapan dice que todos podemos llevar un "Viriato en el alma", solo es cuestión de dejarlo salir.

Agur...