Política

"Debemos recuperar el respeto a los gobernantes", pide la CROC

septiembre 12, 2019

Orizaba, Ver.- La percepción de un incremento de la ola de violencia en Veracruz y en gran parte del país, provocan en un gran segmento de la población la idea de que la delincuencia ha rebasado a los tres niveles de gobierno. César Silva, dirigente de la CROC en Orizaba, opinó que la población de Veracruz se encuentra "en condiciones de mortal inseguridad, pero además, hay que decir: nuestra sociedad está conquistada no por extranjeros, sino por el crimen organizado, en donde la corrupción, el soborno, la extorsión, el cobro de piso, el secuestro, el levantón, colgados o descuartizados y miles de desaparecidos son el pan de cada día".

Hoy, planteó, "el sistema político mexicano en vez de velar por seguridad y paz social, sólo rasga sus vestiduras en la búsqueda de privilegios políticos de unos cuantos; el México actual demanda de esta sociedad nuevas transformaciones sociales, en donde se deje de lado la improvisación o la disputa del poder tan sólo como botín político; se nos reclama una inmediata transformación social, en donde volvamos a caminar tranquilamente por nuestras calles o salir a convivir en familia, sin la zozobra que hoy nos invade en México".

Debemos recuperar, dijo, "el respeto hacia nuestros gobernantes y que su sistema de seguridad nos dé la confianza de que nuestras leyes se aplican con equidad y transparencia. Hoy nos sentimos avergonzados al reconocer que la libertad que nos dieron nuestros héroes la hemos perdido al permitir que ese crimen organizado o cáncer maligno invadiera todo el sistema político, el sistema social, el sistema judicial".

Por ello, explica, "urge que la tan nombrada cuarta transformación ya se haga presente, principalmente en los hogares y ámbitos sociales y laborales, los cuales han sufrido las consecuencias de esta mortal inseguridad que hoy nos acecha, nos obliga a que como mexicanos entendamos que sólo unidos habremos de encontrar la verdadera libertad, y cuando logremos esto vengamos a los altares de la patria".

Protesta la iglesia

La jerarquía católica se suma a los reclamos por la pacificación del estado; la ola de violencia que asola a la entidad fue el detonante para que el obispo, Eduardo Cervantes Merino, reprochara al gobierno del estado su incumplimiento por garantizar la seguridad a los veracruzanos; los tres niveles de gobierno, dijo, "se comprometieron hacer cumplir la ley, lo que no están haciendo", dijo.

La homilía del obispo estuvo cargada de reclamos por la ola de violencia; no sólo pidió justicia por el hermano del vicario de la catedral, asesinado hace un par de días, sino "también por todas aquellas familias que han perdido a un ser querido de manera violenta"; el reproche vino acompañado de una exigencia, "justicia para todos".

"Pedimos a Dios por ellos, porque las autoridades y los niveles de gobierno se comprometieron a hacer cumplir la ley, cosa que no han estado cumpliendo, que el Señor los ilumine para que también en la aplicación justa de las leyes podamos vivir en tranquilidad en paz y armonía, y que en medio de todo esté Jesús con su paz, su misericordia y su perdón", dijo en la parte más álgida de su discurso eclesiástico.

Pero las condiciones que se viven no únicamente en la zona de Orizaba, sino en gran parte del estado igual debe servir para la reflexión, tanto de la sociedad civil, como de la autoridad que está comprometida a resolver los problemas de inseguridad que se vive, desde hace varios ayeres.

"Cuando parece que todo esto es oscuridad, por todo lo que nos envuelve, como las actitudes o el ambiente que se tiene por la inseguridad, hay negligencia de quienes tienen que ponerle orden a la sociedad, por la falta de vida y principios en las familias, por todo este desorden que se experimenta, vive y padece por parte de los cristianos... la luz de Cristo ilumina la vida incluso en estos momentos de mayor oscuridad".

El jerarca católico tuvo palabras para la familia de la víctima no obstante igual hizo una oración por sus asesinos, "para que se arrepientan de lo que han hecho, para que se conviertan y dejen de hacer daño a tantas familias que están viviendo este momento de dolor".

Este miércoles, César "N" , trabajador no sindicalizado de la delegación del IMSS en Veracruz sur y hermano del vicario de la catedral fue sepultado luego de que su cuerpo fue encontrado el lunes pasado tras dos días de haber desaparecido. Las primeras indagatorias revelan que la víctima murió por asfixia al ser ahorcado, además que en cuerpo tenía, en distintas partes, huellas de tortura, sin embargo, hasta el momento no se tienen los datos finales del homicidio. Su asesinato, se presume, se registró el domingo pasado y su cuerpo fue encontrado en unos terrenos de caña en el municipio de Mariano Escobedo, el hallazgo lo hicieron campesinos, quienes dieron cuenta del hallazgo a la autoridad correspondiente.