Política

Embolsado hallado en Río Blanco era primo de ex alcalde de Ixtac

septiembre 06, 2019

La ola de ejecuciones que se registra en la zona, alcanzó a la familia del ex presidente municipal de Ixtaczoquitlán, Nelson Votte Ramos; el cuerpo arrojado a la orilla de la autopista México-Veracruz, fue identificado como su primero hermano. Hasta el momento se desconoce las causas del asesinato aunque se conoció que pudiera ser un ajuste de cuentas entre grupos delictivos que se disputan el control de la zona de Orizaba.

Los primeros datos revelan que el cuerpo encontrado la tarde del miércoles a la orilla de la autopista México-Veracruz, tramo Vicente Guerrero, corresponde a Enrique Díaz Votte, familiar cercano al ex presidente de Ixtaczoquitlán, Nelson Votte Ramos. De hecho, se reveló que vivía en la avenida San Juan en la congregación Escamela.

El hallazgo del cuerpo se registró la tarde del miércoles pasado, cuando fue arrojado de un vehículo al parecer en movimiento; el cadáver iba dentro de una bolsa negra de plástico.

Se conoció que la identificación del cadáver la hicieron familiares la mañana de este jueves y trascendió que estaba reportado como desaparecido desde hace varios días, aunque se desconoce si se presentó o no la denuncia correspondiente en la Fiscalía

Regional.

Lo que sí se confirmó es la relación de parentesco con el ex presidente municipal; el ejecutado y que al parecer tenía nexos con un grupo delictivo que se presume opera en esta zona de Orizaba.

El exalcalde Nelson Votte, a lo largo de su administración, se caracterizó por verse envuelto en hechos de violencia. En septiembre de 2008, el entonces alcalde anunció que no encabezaría la ceremonia del Grito de Independencia, así como las fiestas patrias debido a presuntas amenazas de muerte en su contra. Al final, asistió a los festejos pero trascendió que usó un chaleco antibalas.

Asimismo, en junio de 2013, fuera del cargo, de acuerdo a la versión del mismo ex alcalde, varios individuos con una camioneta derribaron el portón de su propiedad, en la congregación Buenavista, ingresaron al domicilio, rompieron las cámaras de seguridad y dispararon en su contra. Sin embargo, logró repeler el ataque con un arma de fuego de su propiedad.

Los hechos fueron denunciados en la entonces Procuraduría General de la República, pero nunca se conoció cual fue el curso que se le dio a la denuncia correspondiente. El entonces alcalde igual reveló en ese momento que fue agredido a tiros días antes, cuando circulaba a bordo de una camioneta de su propiedad.