Política

La Fiscalía General de Veracruz: entre la corrupción y el reto

septiembre 06, 2019

La procuración de justicia supone necesariamente el conocimiento técnico pericial y jurídico. El grave problema en Veracruz es la notoria impericia del personal de la Fiscalía General del Estado, que se evidencia en la deficiente integración de carpetas de investigación; esto es responsabilidad del Jorge Winckler Ortiz como titular de la Fiscalía y que ahora está destituido temporalmente. Hay personal valioso en la Fiscalía, pero no hay una capacitación para la profesionalización de la investigación científica del delito y, del conocimiento jurídico para la integración de carpetas y técnicas jurídicas para la experticia en juicio orales, esto ocurre por falta de una planeación institucional y de una falta de compromiso del otrora titular.

Jorge Winckler fue destituido temporalmente de su cargo de fiscal, luego de que la Comisión Permanente del Congreso de Veracruz votara la destitución por que no cumplió con la revalidación del certificado de confianza; Winckler dice contar con documentación que contradice lo señalado por la Comisión Permanente.

El acto de colocar como encargada de la Fiscalía General del Estado a Verónica Hernández Giadans, quien no tiene trayectoria en la procuración de justicia; y quien se desempeñó como directora general jurídica en la Secretaría de Gobierno de Veracruz, ¿fue una decisión pertinente? Pero, quien por norma debió cubrir temporalmente el encargo de la Fiscalía era el segundo visitador. El problema se agudiza porque los fiscales deben ser removidos o ratificados para celebrar juicios so pena que los jueces y los "fiscales" incurran en responsabilidades administrativas y/o penales o por iniciar o continuar audiencias con personal de la Fiscalía sin las acreditaciones legales correspondientes, ¿estos impactos los ponderó la Comisión Permanente?

Winckler tiene señalamientos de violaciones de derechos humanos que el Congreso ha omitido, los colectivos de desaparecidos lo han señalado de tratos crueles; ante la Fiscalía General de la República se encuentra abierta una carpeta investigación en su contra por tortura. Esto fue razón suficiente para instaurarle un juicio político o una declaración de procedencia de conformidad con la legislación veracruzana, o para suspenderlo del cargo en términos del artículo 16 de la Ley General para Prevenir, Investigar y Sancionar la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradante, desde inicio de la administración. Hay que recordar que ya se tuvo una intentona fallida de destitución de Winckler, ¿pero en aquel momento acaso el grueso de los legisladores cumplió con su cometido o se vendió al mejor postor? ¿Usted qué piensa?

Así, la destitución del Winckler fue legítima, pero ¿fue legal, hay un abuso de autoridad y usurpación de funciones por parte de la Comisión Permanente? ¿Qué acaso esta decisión no la debe tomar el Pleno? ¿Esto terminará en los tribunales? El antecedente de los amparos del Aeropuerto de Texcoco que le dieron reveses al Ejecutivo federal indica que no es tan sencilla la consumación de la destitución; se evidenciará que no se siguió el proceso y procedimiento de conformidad a la ley, constituyéndose la posibilidad de violaciones al debido proceso. Desde lo político, se prevé que Winckler, la fracción parlamentaria del PAN y Miguel Ángel Yunes Linares lo traten de mostrar como víctima y al gobierno del estado como arbitrario y autoritario.

¿Acaso será previsible que en el trascurso de las semanas la incidencia delictiva aumente, pues hay falta de control al interior de la Fiscalía, los acuerdos de facto previos a la destitución de Winckler quedarán sin vigencia y agudizan el conflicto entre carteles por el control de plazas?

La encargada de la Fiscalía, Verónica Hernández Giadans, tiene nula experiencia en la procuración de justicia, en la investigación de delitos y en el estado están a la alza los homicidios, los feminicidios, los secuestros, los robos, los asaltos… ahora no habrá justificación ante la ineficiencia de la procuración de justicia, de no cambiar esto a la brevedad el responsable serán la Comisión Permanente y el gobierno del estado. Empero, ¿usted cree que con la encargada de la Fiscalía, Verónica Hernández, mejorará la investigación de delitos, que de suyo requieren de técnica pericial y jurídica de lo cual adolece todo el sistema de procuración de justicia de Veracruz? ¿Acaso no terminará Verónica Hernández por ser un caballo negro?

El otro tema pendiente es la impartición de justicia. La notoria falta de actualización, sobre todo en materia penal, de la gran mayoría de los jueces de Poder Judicial del Estado, aunado a jueces improvisados, que llegaron al puestos por actos extralegales y algunas hasta por favores sexuales, esto es responsabilidad de Edel Álvarez Peña, en tanto presidente magistrado del Tribunal de Justicia del Estado de Veracruz, quien tampoco tiene carrera judicial y la Suprema Corte de Justicia le ha dado reveses por su impericia. Cabe aclarar que son de dominio público los vínculos de Edel y Miguel Ángel Yunes Linares. En efecto, hay jueces honestos y competentes, pero ¿son la mayoría?

Resulta evidente que un fiscal o encargado de la Fiscalía debe ser imparcial, pero Verónica Hernández Giadans, al ser ex-funcionaria del gobierno estatal actual ¿no incurre en conflicto de interés? No se trata de darle el privilegio de la duda a la encargada de la Fiscalía, sino de que cumpla con su mandato de ley, ¿usted cree que será competente?

Resulta evidente que es necesario desmantelar la corruptela e ineptitud que pulula en el Poder Judicial del Estado, contar con magistrados y jueces con carrera judicial, conocimiento de la materia y honestos. Si Edel Álvarez Peña se reelige y los nuevos magistrados son improvisados e ineptos, sólo se prolonga la la impunidad de Yunes Linares y el desorden continuará. Así, el dúo oprobioso es deficiente procuración y la deteriorada impartición de justicia, ¿o usted qué piensa?

lmaury_cruz@hotmail.com