Política

Tras investigar, desmiente CCE amenazas del hampa a locatarios de Coatzacoalcos

septiembre 06, 2019

Coatzacoalcos, Ver.- El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en la zona sur de Veracruz descartó que los locatarios de las plazas comerciales del centro de Coatzacoalcos hayan recibido alguna amenaza del crimen organizado para el pago de cuotas.

Luego que medios nacionales dieran a conocer un video donde comerciantes denunciaban que les habían entregado misivas con amenazas del crimen organizado para que pagaran 500 pesos por cada local, este organismo indicó que investigaron y nadie lo confirmó.

El presidente de este organismo empresarial, Esteban Enríquez España, aseguró que todo esto se trató de una fake news, que busca crear pánico entre la población y se afecta la imagen del municipio.

Anotó que se preguntó directamente con los locatarios de las plazas de artesanías y productos de exportación y no se encontraron los anónimos que supuestamente dejaron. Sin embargo, reconoció que la extorsión y cobro de piso sigue siendo uno de los delitos que más imperan en la ciudadanía y que laceran al sector comercial, pero no hay denuncias.

Expuso que las cámaras empresariales han buscado que los socios afectados presenten las denuncias, pues sin esto, no se puede proceder legalmente. Señaló que la percepción de inseguridad en la que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) coloca a Coatzacoalcos en segundo lugar y afecta a la economía, ya que la gente ya no quiere pasar a la ciudad.

Apuntó que hay ciudades mas peligrosas y con índices delictivos más altos, pero se sigue estigmatizando a las mismas localidades. Enríquez España hizo un llamado a las autoridades de todos los niveles que se tomen acciones para acabar con la impunidad en la que se mueven los grupos delictivos para que la percepción de la población mejore.

Dijo que tienen que empezar con dar con los responsables del ataque al Caballo Blanco, un hecho que enlutó a la sociedad. Además pidió a los nuevos encargados de la Fiscalía General del Estado (FGE) que se persiga el delito de extorsión y el secuestro, que han lacerado a toda la región.