Política

Gran agitación por remoción "sorpresa" del Fiscal del Estado

septiembre 04, 2019

De manera sorpresiva el Congreso del Estado a través de la Diputación Permanente aprobó la remoción temporal del Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz.

Primero se hicieron a un lado los temas de la orden del día y se leyó un documento que decía "dada la gravedad, urgencia y necesidad de evitar daños irreparables a derechos fundamentales de los veracruzanos en materia de procuración de justicia, tutela judicial efectiva y seguridad jurídica, como medida cautelar, control y defensa de la supremacía constitucional se resuelve separar temporalmente al ciudadano Jorge Winckler Ortiz del cargo de Fiscal General del Estado, por el presunto incumplimiento del mandato constitucional de contar con certificación, revalidación y registro correspondientes, necesarios para el ingreso y permanencia en el cargo, tal y como lo informan las autoridades con competencia para su emisión. Garantizándose en todo momento la remuneración que en derecho proceda".

Por ello, 8 de los 10 diputados votaron a favor de esto y se acordó separar temporalmente de su cargo a Jorge Winckler Ortiz y designó por mayoría a Verónica Hernández Giadáns encargada de despacho de la Fiscalía General del Estado (FGE), quien rindió protesta de ley.

Al celebrar la Tercera Sesión Ordinaria del Segundo Receso del Primer Año de Ejercicio Constitucional en la Sala de Sesiones Venustiano Carranza, por votación económica, la Mesa Directiva dio entrada al Punto de Acuerdo presentado por la Junta de Coordinación Política, presidida por Juan Javier Gómez Cazarín, que incluía la remoción temporal.

El acuerdo señala que, dado que dicha resolución no se sustenta en el artículo 67, fracción I, inciso d), de la Constitución del Estado, también resultan inaplicables los supuestos de suplencias y ausencias previstos en la Ley Orgánica de la Fiscalía General del Estado y su Reglamento, particularmente, en el artículo 498, fracción II.

En virtud de esto, se designó como encargada de despacho de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Veracruz a la C. Verónica Hernández Giadáns, quien rindió protesta inmediatamente ante el presidente de la Diputación Permanente, José Manuel Pozos Castro, y desde dicho acto cuenta con todas las facultades políticas, orgánicas, operativas y administrativas en funciones de Fiscal General que la Ley Orgánica prevé.

En razón de que el acuerdo implica una medida cautelar, esta surte efectos de inmediato a su aprobación, por tanto, para mayor publicidad, se instruyó su publicación en la Gaceta Oficial del Estado y la notificación a los interesados como en derecho corresponda.

También se aprobó el inicio del procedimiento de remoción o no y de responsabilidad que resulte por el presunto incumplimiento de los mandatos previstos en los artículos 1 y 21 de la Constitución Federal, así como el depósito del Punto de Acuerdo y el expediente en la Secretaría General para que, una vez que inicie el periodo ordinario inmediato, se turne al órgano legislativo competente para el procedimiento aplicable en términos de los artículos 110 y 111 de la Constitución Federal, 76 y 77 de la Constitución de Veracruz y, en su caso, para la revisión del Punto de Acuerdo por el órgano legislativo.

Toman policías la FGE; Winckler se atrincheró en su oficina

El edificio de la Fiscalía General del Estado (FGE) fue tomado por más de 400 policías estatales y de la Guardia Nacional, luego de la remoción del Fiscal, Jorge Winckler Ortiz. Hasta ese lugar llegó la mayoría de los diputados locales del PAN, quienes intentaron romper el cerco arremetiendo contra los policías, los cuales únicamente pusieron el cuerpo o los escudos para impedirlo.

El momento de mayor conflicto ocurrió cuando llegó la nueva fiscal Verónica Hernández Giadans rodeada de diputados de Morena, quienes no conseguían pasar ante la arremetida de los legisladores panistas.

Incluso hubo momentos de mucha tensión cuando se confrontaron los diputados de ambos partidos con los policías que no sabían distinguir de uno y otro. Al fallar en varios intentos un pequeño grupo de policías tanto estatales como ministeriales rodearon a la nueva fiscal y la ingresaron junto con algunos legisladores de Morena y funcionarios del Congreso local que notificaron en los estrados de la Fiscalía la remoción temporal del Fiscal Jorge Winckler y el nombramiento también temporal de Verónica Hernández. Mientras tanto, afuera de la Fiscalía diputados del PAN no dejaban de cuestionar y criticar que no se les permitiera el ingreso.

"Golpe de estado", acusan panistas

Luego de que el Congreso del Estado determinó separar de manera temporal del cargo de Fiscal a Jorge Winckler Ortiz, cinco diputados panistas inconformes por la determinación acudieron a la Fiscalía General del Estado (FGE) en protesta, pero se toparon con una valla de policías del estado que resguardaban las instalaciones, con quienes tuvieron fricciones al impedirles el paso.

María Josefina Gamboa señaló que se trataba de un "golpe de estado" al estar los elementos policiacos impidiendo el paso a un órgano autónomo, agregó que la remoción temporal de Winkler Ortiz se dio en ilegalidad, dado que la Diputación Permanente no está facultada para tomar esa decisión.

Sergio Hernández, Omar Miranda, Josefina Gamboa, Juan Manuel de Unanue y Rodrigo García Escalante, fueron los cinco diputados que asistieron a la Fiscalía y reclamaban a los policías su proceder, toda vez que un elemento sujetó por unos momentos al legislador Omar Miranda.

Además, cuestionaban a los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del estado que en lugar de estar allí, mejor deberían estar brindando seguridad a la ciudadanía.

Mientras esto ocurría con los panistas, Verónica Hernández Giadans ex directora general jurídica de la Secretaría de Gobierno, y ahora encarga de la Fiscalía General del Estado, logró ingresar a las instalaciones de la FGE, acompañada por el diputado de Morena Javier Gómez Cazarín y las diputadas Rosalinda Galindo Silva y Ana Míriam Ferráez Centeno, resguardados por la SSP.