Política

Debe gobierno estatal dar golpe de timón en combate a violencia e inseguridad: Iglesia

septiembre 03, 2019

Orizaba, Ver.- Con las estadísticas más altas, en lo que va del año en materia de violencia, el Estado mexicano está obligado a dar un "golpe de timón" para responder al embate de la delincuencia e inseguridad en el país y en Veracruz. La jerarquía católica reclama a los tres niveles de gobierno recuperar los espacios ganados por la delincuencia organizada "queremos tranquilidad y no señalamientos al pasado".

El problema de las desapariciones forzadas, opina Helkyn Enríquez Báez, vocero de la Diócesis de Orizaba, "es un proceso doloroso; la búsqueda de víctimas por desapariciones forzadas es muy grave, los afectados desean encontrarlos y con vida, pero la sociedad, con la tan anunciada (Cuarta) Transformación, exige seguridad y resultados en esta materia, que es lo que no vemos".

Opinó que la zona de Orizaba es uno de los ejemplos claros de la violencia e inseguridad que hay. "Los habitantes del corredor exigen la seguridad. Yo creo que las instituciones de seguridad deben de proporcionar precisamente, eso, seguridad por los escenarios en las que nos encontramos. Queremos certeza, pacificación, honestidad y que se recupere la autoridad moral, con un correcto desempeño y no con señalamientos como los que han ocurrido estos días en donde se empaña la imagen de los cuerpos de seguridad". Lo que los veracruzanos deseamos, estima, "es confiar en nuestras autoridades. Ahí es en donde igual se debe sentir la transformación que los ciudadanos esperamos".

Asimismo, expuso que las estadísticas en materia de desaparición se deben traducir a un aspecto humano, pues no son sólo números sino seres humanos, mexicanos, mujeres, hombres, niños, adultos, que han sufrido esta oleada de violencia que en algunas manifestaciones tienen categoría de terrorismo.

"Lo que sucedió en Coatzacoalcos son hechos que alertan, asombras y que en otras latitudes del mundo un acontecimiento de esta naturaleza ya se hubiera generado la solidaridad social, en una tragedia en la que hubo personas inocentes. Hay daños hasta internacionales por la muerte de dos marinos –filipinos– que ahí estaban. Creo que se debe reconocer este cáncer de la violencia que ha enfermado a nuestro país. Si se niega no se le puede combatir", sostuvo.

Insistió en que es necesario que el gobierno actúe para que regrese la paz a nuestro estado y país y comentó no saber si las condiciones actuales de violencia e inseguridad ya rebasaron la capacidad del Estado, "lo que sí sabemos es que nos está haciendo mucho daño y si no se ataca nos va a causar muchas muertes como lo están haciendo actualmente",

"Los veracruzanos no percibimos que se esté haciendo algo, porque se está incrementando la violencia·, concluyó.