Política

AMLO: no permitiremos daños al patrimonio cultural

septiembre 01, 2019

Papantla, Ver.- Durante la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador al IMSS Bienestar de Papantla, personal sindicalizado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) entregó un documento en el que exponen la omisión de las autoridades encargadas de la zona arqueológica de El Tajín desde el primer momento en que se tuvo conocimiento del despalme del cerro, dentro de la poligonal de protección.

José Manuel Hernández Melchor, secretario general del Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores de la Secretaría de Cultura (SNDTSC), se trasladó a este municipio para hacer entrega del pliego petitorio al mandatario federal.

En el documento solicitan al Presidente de la República se pronuncie por la defensa del patrimonio cultural al igual que el han hecho los trabajadores del INAH y se elabora un diagnóstico por los especialistas de los daños provocados en la zona arqueológica de El Tajín, y que de inmediato se lleve a cabo una intervención de restauración de los daños ocasionados al área afectada.

Durante el discurso, y enterado de la situación que prevalece en la zona arqueológica, el presidente López Obrador señaló que no se permitiría la destrucción del patrimonio cultural de los mexicanos. Sin embargo, los trabajadores del INAH piden se investigue puntualmente los actos para que se sancione a los responsables de la zona arqueológica, entre ellos Olaf Jaime Riverón, encargado de despacho de la subdirección de la zona y el historiador Roberto Lozano Sosa, administrador; así como al arqueólogo Temashtiani Atenco Sánchez, a quienes señalan de carecer de experiencia en el manejo de sitios arqueológicos y estar en esos puestos "porque son recomendados de la Dirección General".

En contexto, cabe mencionar que antes de la visita del presidente López Obrador, el director general del INAH, Diego Prieto, recorrió por segunda ocasión la zona arqueológica. Será necesario además se dé parte a la Secretaría de la Función Pública y se finquen las responsabilidades que resulten, toda vez que una de las misiones primordiales del INAH es la custodia de bienes culturales.

Insisten en la necesidad de crear 500 plazas de base para resguardar el patrimonio cultural y que se emita un decreto de expropiación de las hectáreas dañadas, con la finalidad de que el Instituto sea el responsable directo de esa área de monumentos y vestigios.

Por último, el dirigente sindical señaló que el INAH enfrenta un déficit de más de mil millones de pesos, lo que provoca que en más de tres años, los trabajadores que laboran en las zonas arqueológicas no hayan recibido las herramientas y equipos necesarios, por lo que en muchas ocasiones son los propios trabajadores los que tienen que adquirirlas de su salario.

Hernández Melchor dijo que están en la mejor disposición para aportar los argumentos y elementos que sean necesarios, no sólo para fincar responsabilidades dentro del Instituto, sino también para mejorar las condiciones en las que se protege el patrimonio cultural de México.