Política

Inseguridad complica aún más la crisis del agro veracruzano: advierte UGOCP

septiembre 01, 2019

La caída en la producción, el abandono de las parcelas, la desaparición de programas de apoyos directos al campo y ahora la inseguridad, son los principales problemas que enfrenta el campo mexicano, y para los cuales no se advierte una planeación para su solución, mencionó el dirigente de la Unión General Obrero y Campesina (UGOCP), Luis Gómez Garay.

Señaló que como nunca en la historia, han visto que el problema de inseguridad ha llegado al medio rural, no sólo en Veracruz, sino de una manera generalizada en todo el país.

Tal situación, complica aún más la vida en el medio rural, pues a la tradicional crisis y falta de apoyo gubernamental, ahora los campesinos deben enfrentar bandas delictivas.

Señaló que el campo mexicano está en un abandono desde hace más de 30 años, pero no sólo los pequeños productores, sino que ahora también los grandes productores están siendo víctimas de la crisis, por una serie de cancelación de diversos programas.

"Antes aunque sea poquito iban dando fertilizante, semilla e insecticidas para que los campesinos fueran sembrando, aunque sea para el autoconsumo, pero ahora, ni siquiera eso, y esas tarjetas para que les den 5 mil pesos cada año o cada seis meses no sirve de nada", expresó el dirigente.

Luis Gómez Garay explicó que en pasados gobiernos los apoyos que brindaban para la siembra junto al acompañamiento técnico que daba la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sagarpa) "medio permitía dar unos resultados", ahora que únicamente se brinda el apoyo a través de unas tarjetas, va provocar que los campesinos se gasten ese dinero en saldar sus deudas y no en hacer producir al campo.

El dirigente de la UGOCP lamentó que al día de hoy no se advierte una planeación para resolver los problemas del campo, y al contrario se eliminó lo poco que se daba en gobiernos anteriores.

Por ello, se pronunció a favor de un diálogo con las autoridades, para evitar confrontaciones o que los campesinos tengan que salir a protestar tomando carreteras, calles u oficinas.