Política

Hacia la salida

agosto 29, 2019

Veracruz se ha instalado en el reino del absurdo. Por lustros ha sido víctima de la peor expresión de la cultura y reflejos del patriarcado. El patriarcado como antítesis de la vida. Quizá sea por eso que quienes causan la muerte medren y progresen en el estado.

Basta una lectura superficial de lo sucedido al sur del estado para toparse con la miscelánea del dolor por la muerte sin remedio.

Los hechos pasan pronto de ser una tragedia profunda, a un intercambio de contra versiones y desmentidos de la Fiscalía que, evasiva, devuelve la responsabilidad a otras autoridades.

No es la primera vez que sucede en estos meses, ése es el rol destinado para el abogado Winckler. El caso, pues, será atraído por la FGR y el Presidente hace referencia directa al fiscal veracruzano para señalar que está enterado.

El caballo dejado en el tablero por el ex gobernador Yunes empezará a tener costos reales y peligrosos porque significa poner bajo el escrutinio de Gertz Manero,al ciudadano Miguel Ángel Yunes. No hay forma de evitarlo, toda vez que el desempeño total de Winckler está vinculado sin remedio a Yunes Linares.

Hay razones pues para esperar en breve indagaciones más amplias del vínculo entre actores destacados del viejo régimen y su sub sistema criminal. Esto, con independencia de la valoración que haga en breve el Orfis sobre las irregularidades de la Cuenta Pública de 2018, último año de gobierno de Yunes Linares.