Política

La faena Los Yunes "no tienen llenadera"

agosto 14, 2019

La pálida sombra en que se esta convirtiendo el yunismo panista tuvo en la reunión de esta semana la peor, o mejor, expresión de la desesperación ante la debacle en la que se encuentra el todavía vigente proyecto monárquico de la familia de Miguel Angel Yunes Linares…En video que circuló en redes, Miguel Angel Junior muestra un falso optimismo ante la "masiva" concurrencia de simpatizantes que acudieron a la mansión de El Estero a ratificar su apoyo al candidato de la fracasada monarquía y al mismo tiempo a cerrar filas con el tramposón de José Mancha quien en breve perderá de manera formal la dirigencia estatal panista…Con el titiritero mayor a un lado, el Junior comenzó a culpar al gobierno morenista de entrometerse en la vida democrática del PAN para imponer a Joaquín Guzmán con el propósito, dijo, de manipular candidaturas y poner al partido de rodillas…Resultan comprensibles las palabras del aún aspirante a gobernador pues los números de sus bases de apoyo fueron demoledores. Acudieron a su llamado sólo 25 alcaldes de 107 azules que hay; 27 regidores de 180; una senadora, Indira "La princesa azteca" Rosales que le debe toda su brillante carrera política al papayunes; Carlos Valenzuela, uno de los dos diputados federales; ni un sólo liderazgo estatal pues todos se fueron con El Chapo Guzmán y del Comité manchista, sólo Alfredo Grajales, Karla Meza y el propio empresario periodístico tuxpeño…El resto de la base yunista que acudió a la lujosa mansión ganada con el sudor de la frente de los derechohabientes del ISSSTE, estuvo conformado por exfuncionarios que vivieron sus dos efímeros años en la nómina, muchos de los cuales no pertenecen a la base activa panista y eso si, unos 120 doñitas de las casas de enlace, amiguis del Junior, familiares y la burocracia azul de los municipios de Veracruz y Boca del Río… Y es que la reunión convocada de última hora fue una respuesta al activismo de El Chapo que ha sumado a su causa a todos aquellos panistas que ven con horror la intención de los Yunes boqueños de volver a enviar como su candidato gubernamental al Junior, en un cínico y descarado acto que evidenciaría el desastroso estado en que han dejado al PAN las ambiciones desmedidas del Demonio Azul… La preocupación de los Yunes es comprensible por otro lado pues saben que es cosa de tiempos formales que se inicien y den a conocer las auditorías practicadas a la minigubernatura en las que se verá de donde salieron el millón 400 mil votos que el niño presume haber obtenido gracias a su gran carisma, humildad y arrastre popular, heredado claro está de los mismos atributos paternos…Es cierto también que por el lado de las huestes de El Chapo tampoco hay mucho de donde escoger pues al igual que el PRI, MC y Morena –si en breve no deja de ser movimiento para convertirse en partido institucional y con apertura a la ciudadanía- sus figuras preponderantes se hallan desgastadas por el uso y abuso del poder, pero es claro que hay una repulsa entre los cuadros activos panistas para seguir permitiendo que el partido siga siendo la caja chica y agencia de colocaciones de una pandilla yunista con voraz apetito por el dinero público y que parece, como dijera el clásico, "no tiene llenadera."