Política

Acusan a primo de José Mancha de utilizar alcaldía de Tuxpan como negocio familiar; exigencia de moches ahuyenta inversión

agosto 08, 2019

La familia del ex dirigente estatal del Partido Acción Nacional (PAN), José de Jesús Mancha Alarcón, usa el ayuntamiento de Tuxpan como un negocio familiar, señaló el diputado federal Marco Antonio Medina Pérez.

Acompañado por la síndica y regidores, señaló que las irregularidades en el manejo de los recursos continúan, debido a que el alcalde, Juan Antonio Aguilar Mancha, primo del líder panista, sigue entregando contratos a empresas familiares, aun cuando los auditores del Congreso intervinieron la Tesorería municipal.

Por ello, dijo que entregarán una excitativa al Congreso local a fin de que incluyan en la auditoría los recursos que se están ejerciendo este año, especialmente en el rubro de obra pública, ya que temen sean desviados a la campaña de Mancha Alarcón que busca reelegirse en el PAN estatal.

"Sigue habiendo un ejercicio indebido, hay contratos que se sospecha que tienen un contubernio con familiares del alcalde; en ese proceso van a desviar muchos recursos hacia la campaña (de Mancha Alarcón) y no se quiere que los ciudadanos de Tuxpan estén aportando en algo que no les corresponde".

Puso como ejemplo que hay contratos que no cuentan con el sustento documental y se han entregado al menos dos contratos por más de 100 mil pesos mensuales destinados a obra pública, y que esta información será entregada al Congreso local y al Órgano de Fiscalización Superior (Orfis), a fin de que realice una auditoría en tiempo real.

Señaló que el año pasado se inició un programa de vivienda "que fue un desastre", porque quedaron inconclusas a pesar de que se les prometió una vivienda completa, pero únicamente hay cuartos mal hechos, sin techo y con las paredes cuarteadas.

"Son alrededor de 40 viviendas en estas condiciones, y sin haber terminado todo eso, ahora tratan de llevar un nuevo programa de vivienda bajo el mismo esquema y sin haber rendido cuentas de lo que se hizo la vez pasada".

A esto se suma el uso irregular de 300 mil pesos mensuales que son recursos del DIF municipal, presidido por Elda García Martínez, esposa del panista, a quien se le señala de tener acceso a una cuenta mancomunada del ayuntamiento, a pesar de que no es funcionaria público, debido a que su cargo es meramente honorífico.

El diputado federal indicó que la corrupción llega a tal nivel que ha inhibido la llegada de inversiones pues los funcionarios del ayuntamiento piden grandes sumas de dinero, "el moche" para avalar sus proyectos de inversión.

"Se les pide una cuota muy alta para darles los permisos de suelo, las licencias, el moche está muy alto en Tuxpan y se ha ahuyentado mucho la inversión necesaria para el puerto por esta forma de ejercer el poder de manera patrimonialista, como si fuera un ejercicio de familia".