Política

Seguirá Cuitláhuac con la demanda para quitar bienes a ex duartistas en extranjero

agosto 03, 2019

El jueves 25 de julio, el gobernador Cuitláhuac García solicitó a la Corte Estatal de Distrito del Condado de Harris continuar con las investigaciones a ex duartistas por haber realizado transacciones en esta región de Estados Unidos para la adquisición de inmuebles con recursos públicos de Veracruz.

"Deseo continuar las investigaciones con respecto a todo el dinero, propiedad y activos que se puede encontrar en Estados Unidos o en países extranjeros, que fueron retirados ilegalmente del Estado de Veracruz por ex funcionarios del gobierno", se lee.

La demanda civil es la misma que primero promovió el ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares en el momento en que utilizó este tema mediáticamente para impulsar la campaña a la gubernatura de su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez.

Sin embargo, tras la derrota electoral ya no le dieron seguimiento e incluso el juez del condado de Harris pidió saber si se continuaría con el proceso pero el gobierno yunista desistió en noviembre pasado.

Todavía al frente del litigio el gobierno de Veracruz estará el despacho The Buzbee Law Firm de Houston, Texas como representante legal.

Al menos son 40 las propiedades, ubicadas en los condados de Harris y Montgomery por alrededor de 75 millones de dólares.

Dichas propiedades se encuentran en las ciudades de Houston, Tomball, Woodlands y Spring en el Estado de Texas.

Entre esos inmuebles se encuentra la mansión desde la cual transmitió el ex gobernador Yunes Linares días previos a la pasada jornada electoral asegurando que se la había quitado al ex secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, pero después se haría público un audio y documentos en los que se fijó un acuerdo por el gobierno yunista, la Fiscalía General del Estado y los abogados del ex funcionario duartista para simular la recuperación a cambio de obtener beneficios como la libertad.

Con recursos públicos que salieron de la Secretaría de Gobierno, en ese entonces a cargo de Rogelio Franco Castán se le terminó de pagar la mansión para poder simular que se había recuperado.