Política

El otro Santa Anna. Manuel López de Santa Anna y los Tratados de Córdoba

julio 31, 2019

Santa Anna es por antonomasia el símbolo de todo lo malo para nuestro país. Se utiliza en la mayoría de las veces como sinónimo de traición.

Sin embargo, aún hay mucho por investigar, no solo del "Inmortal caudillo de Zempoala" sino de su familia, como es el caso de su hermano menor Manuel López de Santa Anna y Pérez de Lebrón.

Hijo del Notario Antonio López de Santa Anna Pérez de Acal y de doña Manuela Pérez de Lebrón Cortés, Manuel nació en la ciudad de Veracruz en 1776, en esta misma ciudad contrajo nupcias con María del Rosario Jacinta Gutiérrez Fernández, el 26 de diciembre de 1822 en la Parroquia de la Asunción, de esa relación tuvieron dos hijos Antonio María (1823) y Manuel María Donaciano (1827).

Escasos los datos acerca de su vida y aportación a la historia nacional, sin embargo en Enrique Serna en su obra "El Seductor de la Patria" lo retrata como el hermano menor envidioso y sin talento: "Yo nací para la gloria y él (Manuel) para consultar legajos en sus escritorio. ¿Quién lo mandaba a seguir mis pasos?"

Es gracias a la compilación del Dr. Juan Ortiz Escamilla: "Veracruz, la guerra por la independencia de México 1821-1825" (UV) que logramos conocer algunos documentos interesantes que nos hablan del otro Santa Anna.

El 7 de julio de 1821 la ciudad de Veracruz estuvo a punto de ser tomada por teniente coronel Antonio López de Santa Anna, Comándate General de la Provincia de Veracruz. Si bien es cierto, el asalto fracaso, dejo a la ciudad amurallada incomunicada con la capital, los insurgentes dominaban la comarca. A llegar el 30 de Julio de ese año, don Juan O´Donojú, enviado por el Rey como Capitán General y Jefe Superior Político, se encontró con una situación que no imagino, por lo que comprendió que si quería llegar a la Capital del reino tenía que pactar con los Insurgentes. De esta manera a partir del 3 de agosto se expiden y escriben diversas proclamas y correspondencias entre el Capitán General y el comandante de las tropas insurgentes, que no es otro que Manuel López de Santa

Anna quien se encuentra al mando de las tropas en la zona de extramuros con base en Jamapa, siendo Antonio López de Santa Anna Comandante de la Provincia con sede en Orizaba.

Así las cosas, el 4 de agosto, Manuel López de Santa Anna propone a O´Donojú una entrevista con Iturbide, el 6 de agosto O´Donojú envía carta a Iturbide, del 7 al 11 de agosto de firman diversos acuerdos entre O´Donojú y Manuel López de Santa Anna para la suspensión de hostilidades en los alrededores, así como el intercambio de prisioneros que se encontraban en poder de los españoles, la apertura de puertas de la plaza y la franca la correspondencia, la consigan de respuesta al "¿Quién vive?, proponiendo los insurgentes que la respuesta fuera "Independencia" pero O´Donojú aludiendo que esta respuesta pudiera causar "incidente" propuso que la contestación fuera: "amigos".

Gracias a estos documentos podemos tener otra visión de Manuel López Santa Anna y no como nos la presenta Enrique Serna en su obra mencionada, sobre todo porque de acuerdo a los documentos Manuel se encontraba formando parte de la tropa insurgente y no como señala Serna en la parte relativa al 7 de julio de 1821: "Dolido por lo que se suponía una traición, mi antiguo mentor quiso cobrar venganza y preparó a conciencia la defensa del puerto, reclutando a los hijos de buenas familias como refuerzo de sus tropas. Entre ellos estaba mi hermano Manuel, que había reprobado mi cambio de casaca y acudió al llamado de Dávila con una presteza que sólo puedo atribuir a la envidia"

Manuel López de Santa Anna murió en 1827, a los 31 años, en un naufragio cuando iba exiliado rumbo a Colombia, por haber participado en "Plan de Montaño".

Cosas de la vida, el hermano de Simón Bolívar, moriría de igual forma en un naufragio al buscar comprar armas en los Estado Unidos.