Política

IVEA e INEA investigan la venta de certificados de alfabetización

julio 31, 2019

En las pasadas administraciones, el Instituto Veracruzano de Educación para los Adultos (IVEA) vendía los certificados de alfabetización en montos desde los 2 mil 500 hasta los 5 mil pesos, señaló el actual titular Héctor Amezcua Cardiel.

"Encontramos a gente que tenía certificados pero que en realidad no sabe ni leer ni escribir (...) lo estamos corrigiendo; no tenemos la cifra porque aparecen conforme se presenta cada caso pero estamos trabajando y armando un trabajo de investigación sobre esos sucesos".

En entrevista, indicó que por ello iniciaron una investigación junto al Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA): para determinar cuántos certificados se expidieron de manera irregular y a partir de ello presentar una denuncia.

"Había un fenómeno de corrupción que estamos corrigiendo e investigando; lo empezamos a detectar hace cuatro meses y lo reportamos a INEA (...) había venta de certificados, tenemos en varias comunidades dos o tres casos".

Agregó que a raíz de estas irregularidades, y tras averiguaciones pertinentes y llevadas a cabo de manera transparente y expedita ya se hicieron despidos de personal que estuvo involucrado; además, se revisan las normas que permitían estos abusos.

"Estamos impulsando una política de formación de valores, profesionalismo y ética entre personal de la institución de las 25 regiones", señaló, haciendo hincapié en que es necesario que la población a la que busca beneficiar el programa ponga también su granito de arena.

Amezcua Cardiel agregó que a esto se suma que encontraron casos de certificados falsos que fueron comprados en otros estados y que también se investigan, con el apoyo del personal del INEA.

Agregó que actualmente hay 20 mil personas que están siendo alfabetizadas por el IVEA, y que la meta era lograr 16 mil personas, aunque, señala, "las metas que se habían puesto para este año se diseñaron ad hoc para ser cumplidas sin problema; es decir, eran bajas a propósito, a modo, por lo que lo correcto era justamente superarlas".