Política

Se disparan contagios de dengue

julio 22, 2019

El estado de Veracruz llegó a mil 46 contagios de dengue confirmados durante el año, informó la Secretaría de Salud del Gobierno Federal. Así, la entidad se mantuvo por tercera semana consecutiva en el primer lugar, seguida por Chiapas con 953 cuadros, Jalisco con 499, Quintana Roo con 352 y Tabasco con 346.

Las estadísticas son públicas en internet y corresponden a la semana epidemiológica 28. Según el informe oficial, las cinco primeras entidades concentran 70 por ciento de los casos estimados y suman el 69 por ciento de los confirmados.

Durante el año, la Secretaría de Salud ha reportado nueve defunciones confirmadas por dengue en Chiapas, cinco en Guerrero, cuatro en Tabasco, una en Quintana Roo y otra en Veracruz. A la fecha suman 2 mil 897 contagios confirmados de dengue en el país, así como 20 defunciones.

Hace dos semanas Veracruz contabilizó 781 cuadros de dengue, por 738 en Chiapas, 350 en Jalisco, 344 en Tabasco y 306 en Quintana Roo. A partir del segundo semestre del año la entidad veracruzana finalmente rebasó a Chiapas en los registros y todo apunta a que se mantendrá en el primer lugar a nivel nacional. Hasta el momento, la Secretaría de Salud de Veracruz no ha fijado una postura al respecto y se desconoce cuáles son los municipios con mayor incidencia durante las primeras 28 semanas.

Hospital Rural de Chicontepec enfrenta severos rezagos

El Hospital Rural de Chicontepec enfrenta severos rezagos en materia de infraestructura, equipo y personal que es necesario abatir, reconoció la directora de la institución, María del Carmen Vega Rosas.

Con una antigüedad de 38 años, este nosocomio brinda servicios médicos de primero y segundo nivel de atención, a una población adscrita de 10 mil 845 personas como población adscrita, sin embargo atiende a 351 mil 927 personas, a través de ocho zonas de supervisión médica, con 161 puntos de atención, que incluyen 144 unidades médicas, 10 brigadas de salud, cuatro unidades médicas móviles y tres centros de atención rural obstétricas.

Trabajan en 34 municipios con presencia de cinco etnias indígenas: náhuatl, otomí, totonaco, tepehua y huasteco, brindan atención a derechohabientes de IMSS, ISSSTE y Sedena y por su ubicación, el hospital es referencia también para el estado de Hidalgo.

Empresarios inician reforestación en Pico de Orizaba

Un total de 350 arbolitos de las especies Oyamel y Pino Hartewii son plantados en la cañada del Oyamel, perteneciente al Parque Nacional Pico de Orizaba, en el marco de la primera etapa de la campaña de reforestación, con la finalidad de contribuir en la recuperación de la floresta del volcán y coadyuvar a la recarga de los mantos freáticos.

La acción fue emprendida por empresarios y ciudadanos que integran el Fondo Ambiental Pico de Orizaba (FAPO) y pobladores de la zona alta de La Perla, quienes señalaron que desde el 18 del presente inició la reforestación, por lo que esperan este mes culminen la primera etapa. "Estamos trabajando con programas de recuperación de siembra de árboles, por un proyecto ambicioso que es la reforestación de la cañada El Oyamel, ello como una forma también de retribuir a nuestro planeta", refirió el empresario José Manuel Estrada Trejo.

La barranca El Oyamel está a 3 mil 800 metros sobre el nivel del mar, "llama la atención que al lugar sólo le queda el nombre porque ya no existen oyameles, allí se ha depredado tanto al grado de que ya no los hay. Por eso este grupo de amigos estamos tomando la opción de adoptar esa cañada y estimamos que esté totalmente reforestada al cien por ciento en 10 o 15 años. Es un proyecto a mediano y largo plazos, ya lo adoptamos y ya no lo vamos a soltar hasta que esté completamente reforestado".

Estrada Trejo dijo que uno de los objetivos de esta cruzada de reforestación en El Oyamel es dar trabajo a personas de la zona, crear oportunidades de desarrollo, que la propia gente de los alrededores se emplee cuidando los arbolitos plantados. "El Pico de Orizaba es particularmente importante, porque no sólo proporciona agua al valle de Orizaba, también da agua para la zona de Xalapa, Puebla y Veracruz Puerto. La pérdida de agua ya es alarmante, estamos en temporada de lluvias y sin embargo no hemos logrado que los mantos resurjan, realmente los niveles freáticos están muy abatidos, hay pozos que todavía no logran recuperarse", afirmó.

Señaló que hace dos años, en la barranca del Omeyal en esta temporada de lluvias bajaba hasta ocho pulgadas de agua y ahora ni media pulgada cruza. Los empresarios señalaron que lo importante de una reforestación no es ir a sembrar, sino asegurar la supervivencia de los árboles y que este esfuerzo continúe.