Política

Por política asistencialista podría haber recesión económica, opina vocero católico

julio 21, 2019

Orizaba, Ver.- La jerarquía católica en la zona de Orizaba opina que México entró en el camino de la recesión económica, y anticipa que los bolsillos de las clases trabajadoras, empresarial e industrial ya resienten el impacto; asimismo descalifica la política asistencialista que, alerta, puede dar al traste con las finanzas públicas, "el asistencialismo estaciona, no genera progreso e incluso puede enajenar", advirtió Helkyn Enríquez Báez, vocero de la Diócesis de Orizaba.

El vocero mencionó que, a nivel de la cultura actual, "se maneja mucho la posverdad, (es decir) se crean realidades paralelas con la apariencia de ser verdad y que después se descubre que son falsas pero mucha gente las circula a través de las redes sociales, como si fueran ciertas".

La actualidad de México pasa por otros momentos que es la negación de unos datos que son evidentes, "se maneja un argumento de autoridad porque yo lo digo, pero la realidad es diferente, no se cambia por decreto; hay realidades objetivas, palpables, evidentes, datos duros que una realidad es diferente, aunque alguien la niega".

Añadió que en el caso de la economía mexicana "basta ver y conocer la realidad de las familias que ya sienten en el bolsillo la recesión económica, es cierto que hay producto que temporalmente suben de precio, los agrícolas, por ejemplo, pero el poder adquisitivo de la clase trabajadora está resintiendo una recesión. Se ve en los empresarios que deben recortar su producción porque hay menos demanda o el comerciante que tiene menos ventas. Aunque se niegue, estamos en una recesión".

No obstante, el gobierno debe anticipar medidas para evitar mayores impactos, "ya se percibe la recesión, pero una enfermedad negándola no desaparece, en este caso, sea un catarrito o una influenza económica debe ser atendida. Negando no vamos a solucionar nada. Lo mejor es que se establezcan las medidas pertinentes, hay economistas nacionales e internacionales que lo han advertido, se deben tomar las medidas económicas que eviten una recesión grave en nuestro país que nos lleve a una crisis muy fuerte".

Estimó que el modelo económico está errando con la aplicación de programas subsidiarios, "sabemos que en algún momento urgente se pueden establecer programas sociales, medidas asistenciales, pero no se pueden establecer como un sistema, una costumbre o como algo establecido, eso no promueve el desarrollo de la persona ni de las comunidades. Eso empieza a engrosar el dispendio del aparato gubernamental a nivel económico, pero además reduce presupuestos en otras áreas como educación, salud o seguridad, si bien hay personas que lo necesitan, se debe buscar que tengan un empleo, capacitación. De qué sirve que estemos dando una despensa, si le estamos quitando salud, podrá alimentar a corto plazo su necesidad, pero la salud es un servicio básico. El asistencialismo no es lo correcto. Dando pescados no se va a solucionar el problema, hay que enseñar a pescar y hacerlo dueño de la barca. El asistencialismo estaciona y puede hasta enajenar".