Política

Empeora percepción de inseguridad en Coatza; ocupa 2o lugar nacional

julio 18, 2019

Coatzacoalcos, Ver.- A pesar del blindaje que autorizó el gobierno federal para reforzar la vigilancia en el sur de Veracruz, el nivel de percepción de inseguridad en Coatzacoalcos se mantiene en el segundo lugar a nivel nacional.

En la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), levantada en la primera quincena de junio, el municipio de Coatzacoalcos se encuentra en segundo lugar, sólo detrás de Ecatepec de Morelos.

El Inegi señaló que en Ecatepec de Morelos alcanzó un índice del 97.4 por ciento de la población que considera que vivir en su municipio es inseguro, le sigue Coatzacoalcos con 94.3 por ciento, Naucalpan de Juárez 94 por ciento, Villahermosa 92.4 por ciento, Tapachula 92.3 por ciento y Uruapan con 88.9 por ciento.

En el otro extremo, tampoco se movieron mucho los resultados, las ciudades mejores calificadas fueron San Pedro Garza García, Mérida, San Nicolás de los Garza, Los Cabos, Durango y Puerto Vallarta, con 18.9, 30.2, 31.5, 36.1, 40.8 y 43.1 por ciento, respectivamente.

Aunque las expectativas de los sectores empresariales y las propias autoridades es que hubiera mejorado la percepción ciudadana, aun son muy malos los resultados.

Los datos aportados por el Inegi confirman que empeoró la opinión de los porteños con respecto a su ciudad y la percepción pasó del 92.6 al 94.3 por ciento.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) refiere que los resultados de esta encuesta han generado una serie de afectaciones a la imagen de la ciudad y por eso no se han logrado concretar algunas inversiones y tampoco llegan muchos visitantes.

Las autoridades de Veracruz han señalado que a pesar de que el nivel de percepción no ha cambiado, los delitos han bajado en un 50 por ciento con la nueva estrategia de seguridad, sobre todo, el secuestro y el robo a comercio.

Jornada de violencia en zona sur

La violencia en el sur de Veracruz se mantiene sin cambios, personas armadas agredieron y quemaron a una mujer dentro de un bar y otra más fue agredida en el mismo evento, dos varones fueron agredidos cuando circulaban en unidades de taxi.

El martes por la noche, personas armadas ingresaron al bar La Catrina, amenazaron al encargado y agredieron a dos trabajadores que estaban en ese momento. Los sicarios además prendieron fuego al establecimiento antes de darse a la fuga.

El atentado ocurrió alrededor de las 22:00 horas de ayer, cuando sujetos ubicados sobre avenida Prolongación de Hidalgo, entre Constitución y Reforma de este municipio de Coatzacoalcos rociaron de gasolina a una mujer identificada como Daniela Sánchez Campos, quien se desempeñaba como bailarina. Dispararon contra la mujer y la incendiaron junto con el inmueble.

Sorprendentemente pudo ser rescatada con vida del incendio y llevada de emergencia a un hospital de Coatzacoalcos, sin embargo, por las heridas de bala, además de las quemaduras de segundo grado en el cuerpo, murió horas después.

También resultó herido de bala un hombre de aproximadamente 40 años de edad quien se desempeñaba como mesero.

En Cosoleacaque, personas armadas le dispararon a una persona del sexo masculino, en la carretera Transístmica a la altura de la calle Emiliano Zapata, cuando viajaba en el taxi número 4 de Cosoleacaque.

Los hechos se suscitaron en la calle Emiliano Zapata, esquina carretera Transístmica del Barrio Cuarto de esta ciudad, cuando circulaba como copiloto, pero él chófer no sufrió lesiones. La víctima quedó tirado a lado de la puerta, de la misma manera le dejaron colocado un narcomensaje firmado por la delincuencia organizada.

En Nanchital fue asesinado un taxista, al cual venían siguiendo sujetos armados por todo el bulevar José López Portillo. De acuerdo con testigos, sujetos que se transportaban en un automóvil blanco descendieron en busca del chofer, quien se trató de resguardar en un local comercial. El taxista se llamó Juan Gómez García de 33 años de edad, y recibieron al menos siete impactos sobre su cuerpo, lo que ocasionó la muerte instantánea.