Política

Obstáculos al nuevo Sistema de Salud, porque acabaría con la corrupción

julio 15, 2019

El nuevo Sistema de Salud Pública propone la salud como un derecho humano para todos y que debe ser accesible a todos, algunos se oponen a este nuevo sistema porque hay negocios, el Seguro Popular era un negocio centrado en ciertas empresas y por eso hay oposición, porque hay fuertes intereses económicos. En el esquema que estaba había mucha corrupción, incluso llegaron políticos a hacer negocios relacionados con medicamentos o con insumos y eso viene a complicar más el asunto porque al establecer un Sistema Nacional de Salud se pretende hacer compras consolidadas, macro compras, y eso disminuiría el costo, pero las empresas se podrían poner de acuerdo para no vender o imponer un precio y no bajarlo, dijo el doctor de la Universidad de Guadalajara, Noé Alfaro Alfaro.

En entrevista efectuada dentro del 5° Congreso Nacional de Salud Pública organizado por el Instituto de Salud Pública de la Universidad Veracruzana (UV) y la Asociación Mexicana de Educación en Salud Pública (Amesp), el catedrático e investigador de la Universidad de Guadalajara dijo que algunos se oponen a este nuevo sistema porque hay negocios, por eso ha habido ejemplos claros como el de Tabasco, que quería medicamentos y no le querían vender, por otro lado, se planteaba un año anticipado cuánto comprar en medicamentos, se compraba menos para que luego faltara y se hicieran compras de urgencias.

Estás compras de urgencias económicamente son más caras que las compras planeadas, y en éstas compras se iba más presupuesto público, se presume que aquí había mucha corrupción, por eso con el nuevo sistema federalizado esto cambiaría, afirmó Alfaro Alfaro.

Ha sido público que ha habido mucha corrupción, incluso llegaron políticos a hacer negocios relacionados con medicamentos o con insumos y eso viene a complicar más el asunto, porque al establecer un Sistema Nacional de Salud se pretende hacer compras consolidadas, macro compras y eso disminuiría el costo, pero si las empresas se ponen de acuerdo para no vender o imponer un precio y no bajarlo, el gobierno ha acudido a la Organización Mundial de la Salud y de Organización Panamericana de la Salud, donde ha logrado que se bajen los precios.

El nuevo sistema de Salud Pública –expuso– propone la salud como derecho humano para todos y accesible a todos y éste representa un avance al sistema previo, que es un sistema multifragmentado en dónde está el IMSS, el Issste, Pemex, la propia Secretaría de Salud se había dividido en dos: los que estaban dentro del Seguro Popular y los que no tienen.

El Seguro Popular no era más que pagar una cuota y tener cierto derecho a 296 servicios y a cierto tipo de medicamentos, alrededor de 600, pero no cubría todo. El actual sistema no quiere fundamentarse en un cuadro básico, sino tener más medicamentos que incluso ya propuso la creación de un Compendio Nacional de Insumos, que va más allá de los 296 del Seguro Popular y por otro lado, va más allá de los servicios médicos que ofrecía el Seguro Popular y los abre a toda la población.

Con este nuevo sistema, consideró el doctor, va a haber una rama en el que pagamos los servicios los trabajadores, la idea es unificar IMSS, Issste y Pemex y que sea un servicio que paga el trabajador, el patrón y el gobierno. Pero el grupo que no paga seguridad social va a ser atendido por el Instituto Nacional de Salud para el Bienestar, que va a depender de la Secretaría de Salud.

El Instituto Nacional de Salud para el Bienestar va a integrar a todos los hospitales e institutos, es un trabajo con una serie de obstáculos y problemas y que lleva tiempo, por otro lado, se está considerando un sistema de urgencias, que se echó a andar en la explosión del ducto en Hidalgo, para atender emergencias.

Por eso, consideró que en lo que se refiere a Salud Pública, es lo mejor que podría pasarle al país, pero en la construcción del Sistema están habiendo obstáculos, descoordinaciones y luchas de poderes, esto es lo que ha venido a enrarecer el sistema, además hay grupos fuertes de poder que no quieren que avance este sistema.

En Nicaragua, Cuba, Canadá, Suecia o Noruega tienen un programa de salud muy integrado en donde los servicios son gratuitos, pero en México no, porque hay intereses muy fuertes como en Estados Unidos la razón por la que también ha fracasado un sistema de salud universal porque las empresas lo que les interesa es la ganancia, no la salud .

Cuando la salud se retoma como derecho humano, se ve obligado de poner un sistema federalizado para poner orden, porque es un desorden que sigue costando mucho para ordenarlo.

Hay desabasto de medicamentos aún porque ha habido cambios, por ejemplo el Seguro Popular desaparecerá paulatinamente, y hay cambios legislativos que tiene que homologarse en cada estado con referente a los servicios de salud, para ir integrando esta federalización de los servicios.