Política

En 2019, 2 mil 154 homicidios en el estado

julio 11, 2019

Cuesta más de 22 mil pesos a cada veracruzano la violencia en la entidad: estudio

En las calificaciones de Índice de Paz de México 2019, el estado de Veracruz aparece con 2 mil 154 homicidios, mil 843 delitos con violencia, 2 mil 63 delitos cometidos con arma de fuego, un mil 968 crímenes de la delincuencia organizada, un mil 448 encarcelados sin sentencia y el costo per cápita de la violencia en la entidad es de 22 mil 146 pesos por cada veracruzano.

El Índice de Paz de México 2019: Identificar y medir los factores que impulsan la paz, Sídney, abril de 2019. Disponible en: indicedepazmexico.org, señala que el estado de Veracruz tuvo cambio de calificación en 2017 a 2018, una pequeña disminución con -0 184. Aunque el año 2017 fue el año en que se había incrementado la violencia superando los años 2015 y 2016.

En 2018, el nivel de paz se deterioró 4.9% en México, lo que constituye el tercer año consecutivo de deterioro, la tasa de homicidios aumentó 14% en 2018, superando las 27 muertes por cada 100 mil personas, el nivel más alto registrado.

La violencia con armas de fuego también está en aumento, ya que la tasa de delitos con armas de fuego se duplicó de 13.5 por cada 100 mil personas en 2015 a 28.6 en 2018. El año pasado, el 69.4% de los homicidios fueron cometidos con un arma de fuego.

La violencia afectó tanto a los políticos como a civiles, con al menos 850 actos de violencia política registrados durante el ciclo electoral de 2018. Al menos 175 candidatos o funcionarios fueron asesinados.

El costo per cápita de la violencia en el estado de Veracruz es de 22 mil 146 pesos por persona y el impacto económico de la violencia en el estado es de 232 millones 400 mil pesos. A nivel país el impacto económico de la violencia aumentó 10% en 2018, lo que generó 490 mil millones de pérdidas adicionales. Esto después de un incremento de 13% en el impacto económico de la violencia de 2016 a 2017. Los aumentos del impacto económico se debieron al deterioro del nivel de paz en los últimos cuatro años.

El creciente impacto económico de la violencia refleja el deterioro de la paz que el país ha experimentado en los últimos cuatro años. El impacto económico de la violencia fue 10 veces mayor que el gasto público en salud y ocho veces mayor que el gasto en educación. Eso indica que incluso pequeñas reducciones a la violencia pueden ejercer un efecto positivo importante sobre la economía.

Imparables, asesinatos en la zona centro

La violencia en apenas 72 horas no deja la región de las Altas Montañas. En Maltrata, los habitantes tomaron justicia por mano propia y mataron a un presunto delincuente; en Acultzingo, un enfrentamiento entre autodefensas y presuntos delincuentes dejó un herido con diez balas en el tórax; en Ixtaczoquitlán, fueron arrojadas 12 bolsas con restos humanos en pleno centro de una de las comunidades más grandes del municipio; en Río Blanco otro ejecutado más fue arrojado a unos metros del retén de la Policía Federal, además de un nuevo secuestro.

En la congregación de Sumidero, municipio de Ixtaczoquitlán, doce bolsas con restos humanos al parecer de tres personas fueron abandonadas en pleno parque de esta comunidad, que es una de las más grandes de este municipio. Los hechos ocurrieron, según testigos, cerca de las seis de la tarde, cuando vehículos sin identificar, llegaron al parque, para bajar al menos doce bolsas negras y darse a la fuga.

Posteriormente, los vecinos se percataron del contenido de las bolsas, dieron parte a la autoridad para que se iniciaran las investigaciones, personal de la dirección de servicios periciales de la FGE llegaron al lugar para certificar el contenido de las bolsas e iniciar el levantamiento correspondiente. Hasta el momento se desconoce la identidad de los ejecutados y de los responsables.

Habitantes de Maltrata lincharon a un presunto delincuente. La noche del martes, tres tipos armados sacaron de su vivienda en la cabecera municipal y con lujo de violencia al empresario camionero Abelardo R. para llevarlo a una presumible casa de seguridad en la comunidad La Estancia, a menos de diez kilómetros del lugar del secuestro.

Tras confirmar los hechos, la comunidad activó sus protocolos de seguridad y los grupos de autodefensa aplicaron un operativo en la cabecera municipal para extenderlo a las comunidades cercanas. Los habitantes ubicaron la casa de seguridad, la rodearon y entraron para sorprender y desarmar a la única persona que se encontraba ahí y que cuidaba al empresario camionero recién secuestrado.

Una vez maniatado los grupos de autodefensa lo trasladaron hasta la cabecera municipal, pero no para entregarlo a la policía, sino para amarrarlo en uno de los postes en donde fue golpeado por la muchedumbre hasta que murió, algunos testigos señalan que el alcalde Gustavo Rosas Huerta intentó intervenir pero él y la Policía Municipal fueron ignorados por la turba, que no descansó hasta ver morir al presunto secuestrador, incluso se corrió la versión que el ejecutado aparentemente estaba relacionado con otros delitos, aunque no se ha confirmado.

Muy de mañana este miércoles, el cadáver fue desatado y trasladado a las instalaciones de una funeraria que hace las veces de Servicio Médico Forense a la espera de ser reconocido por sus familiares.

En tanto, en Acultzingo, los grupos de autodefensa inhiben la vida diaria. Ahí, ya se volvió común ver a grupos de personas que armados patrullan las calles sin que sean molestados por la Policía Municipal ni de Seguridad Pública o la Guardia Nacional. Esto provoca que los conductores de vehículos que van de paso hacia el estado de Puebla o que transitan hacia la entidad veracruzana eviten detenerse en las tiendas de comida locales.

Por la tarde hubo un enfrentamiento entre grupos de autodefensa con la delincuencia organizada, trascendió que un par de personas, presuntamente relacionadas con grupos delictivos, se encontraban en una fiesta de graduación escolar, hasta ahí llegaron los grupos de autodefensa quienes abrieron fuego en contra de los dos supuestos delincuentes, uno de ellos logró darse a la fuga, mientras que el otro resultó lesionado e ingresado a un hospital con diez impactos de bala alojadas en el tórax. Su estado de salud se reporta como muy grave.

Adicionalmente, por la mañana fue hallado el cadáver de una persona del sexo masculino, amarrado de pies y manos, con huellas de tortura además de impactos de bala, se presume que el cuerpo tenía una cartulina con un mensaje, que no fue confirmado. El cadáver fue arrojado a un costado de la autopista México-Veracruz, tramo Orizaba, a la altura del kilómetro 267, a unos metros del destacamento de la Policía Federal. El ejecutado está en calidad de desconocido; por la tarde, otro presunto secuestro se suscitó en la congregación Vicente Guerrero, en Río Blanco, una persona del sexo masculino fue bajada de su vehículo, sometida para posteriormente introducirla y llevársela con rumbo desconocido. Hasta la noche de ayer no había mayores datos de este hecho.