Política

Yunistas habían perfeccionado la licuadora de recursos; procederá Sefiplan legalmente

julio 11, 2019

Por haber instrumentado la licuadora de recursos, por la opacidad, por haber mentido en los registros contables y por un uso "perverso" de los recursos públicos poco claro, el titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), José Luis Lima Franco, anunció que ya se preparan varias denuncias en contra de las administraciones pasadas.

Señaló que estas irregularidades que fueron implementadas por el gobierno duartista fueron replicadas exactamente igual en el gobierno yunista, además negó que en una bóveda del edificio de la Sefiplan se hayan dejado las escrituras de los supuestos bienes recuperados, "porque ni caja fuerte existe".

El funcionario estatal comentó que todavía no termina el análisis jurídico de los bienes recuperados, pero dejó en claro que no sucedió tal como lo hizo creer el gobierno yunista, pues se hicieron unas donaciones poco claras, e incluso se estipuló la revocación de las mismas desde el pasado gobierno.

A siete meses de haber iniciado la actual administración estatal, lamentó la precariedad de las finanzas de Veracruz, y a pesar de ello, gracias a las políticas de austeridad, contención de gasto y de aplicar cada peso para lo que corresponde, han logrado ahorros y mejorar las calificaciones crediticias de Veracruz.

José Luis Lima Franco indicó que al tomar las riendas de la Sefiplan detectó que el gobierno yunista perfeccionó la licuadora de recursos, pues en el caso del gobierno de Javier Duarte enviaban todo de manera directa a una cuenta concentradora. En el caso del yunismo, primero recibían en diversas cuentas bancarias las participaciones y fondos federales, pero posteriormente lo trasladaban a una cuenta concentradora.

A partir de ahí, los recursos eran mezclados y utilizados para diversos fines, ajenos a los que originalmente estaban dispuestos. Incluso mencionó que más de 200 millones de pesos fueron enviados a municipios, particularmente Boca del Río (entonces presidido por el hijo del gobernador) para fines no claros.

El titular de la Sefiplan coincidió con la denuncia presentada por el auditor del Órgano de Fiscalización Superior (Orfis), Antonio Portilla Vázquez, en el sentido de que se maquillaron los registros financieros para obtener una mejor calificación crediticia y poder reestructurar la deuda.

Estimó que al menos se mintió en que se poseían 26 mil millones de pesos adicionales en la contabilidad del estado, por lo cual se ha iniciado un proceso de depuración de esta situación en coordinación con las empresas calificadoras, la Auditoría Superior de la Federación y el Orfis.