Política

Winckler, responsable del rezago en las fiscalías regionales: abogada orizabeña

julio 05, 2019

Orizaba, Ver.- El titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Jorge Winckler Ortiz, sigue sumando calificaciones negativas en la procuración de justicia en Veracruz, primero, lo acusan de ser el responsable "del gran rezago administrativo en todas las fiscalías regionales" y de que este sólo hecho permite que los presuntos responsables estén libres y delinquiendo; "la procuración de justicia dejó de estar cerca de la gente", lamenta Dulce María Romero Aquino, integrante del Foro Metropolitano de Abogados, región Orizaba.

De inicio, califica como "malo" el trabajo del Fiscal General del Estado, pero igual precisa que ese problema está enraizado en las fiscalías regionales; "los fiscales tienen mucho rezago; la gente denuncia y pasan años para que puedan ejercitar la acción penal, y mientras, las víctimas, sufriendo".

El rezago, "sin tener el dato exacto, es considerable, porque lo que les exigen a los fiscales son resultados, y lo que hacen, por la carga de trabajo, es archivar,y ya no le dan continuidad a las investigaciones de las denuncias porque mucha gente denuncia, y como les hacen dar muchas vueltas ono tienen para pagar un abogado, entonces abandonan su denuncia, y los fiscales deciden archivar, y con eso manifiestan que no tienen rezago, pero la realidad es que ya no investigaron, que es su función".

Hizo igualmente hincapié en que "ahora, en el sistema acusatorio oral, los fiscales, cuando ya se encuentran en el proceso penal, siguen leyendo su imputación, y al momento de vincular al acusado con el juez, se amparan, ganan el amparo, y se echa abajo la vinculación, porque los fiscales violentan el principio constitucional, que es la oralidad, y por eso muchos delincuentes salen libres".

Ese no es el único problema que se tiene en la procuración de justicia en Veracruz; según señala Romero Aquino: "hay un alejamiento entre la autoridad y las víctimas; ahora, con su reglamento interno, la procuración de justicia ya no está cercana a la gente, porque ya lo tienen concentrado en unidades de procuración de justicia, y estás se encuentran sólo en las ciudades donde están la cabecera distrital judicial, y en algunos casos es difícil el acceso".

No obstante, reconoce que la remoción del fiscal de Veracruz, quizá no sea la solución, "pero de que no está funcionando bien, es una clara realidad; no sé si realmente sea lo necesario o no, remover al fiscal, pero de que la Fiscalía General del Estado no está funcionando, es cierto; creo que el conflicto político que existe entre el Gobierno del Estado y la Fiscalía no ayuda a los veracruzanos porque se preocupan por ver quién puede más, cuando nos llevan entre las patas a todos".

Un ejemplo de ese conflicto lo vemos en Ciudad Mendoza: "Vino el fiscal, pero la inseguridad sigue, y no existe, en este municipio, un fiscal para atender los delitos denunciados ocurridos en Mendoza; vienen a promover la cultura de la denuncia de los secuestros cuando la gente ni siquiera sabe en dónde lo tienen que hacer", expuso.

Lo que como sociedad debemos hacer, según Romero Aquino, "es presionarlos; no sólo a él, sino también a los diputados y, en caso de que el fiscal, Jorge Winckler Ortiz, no pueda con el paquete, pues entonces que los diputados hagan lo que tengan que hacer y lo remuevan del cargo, pero no para poner un fiscal carnal, sino a alguien que realmente quiera el bien para Veracruz y los veracruzanos".

Esto, aseveró, debe hacerse de modo "que podamos salir del bache en que nos encontramos".

"Muchas de las denuncias las hacen con sentido político, pero creo que por congruencia, si no resuelve el problema real de la fiscalía, debe renunciar; los veracruzanos estamos hartos de que se la pasen en pleitos y mientras descuiden lo que verdaderamente es importante: Procurar la justicia".

De hecho, la abogada entregó un documento al fiscal del estado, para exigirle se nombre a un fiscal en Ciudad Mendoza, debido a la serie de problemas que ocasiona la ausencia de esta figura: "desde hace 4 meses, el 29 de febrero del año en curso, la Fiscalía que está encargada de la procuración de justicia de los asuntos relacionados con los delitos que se cometen en Ciudad Mendoza y sus alrededores se encuentra acéfala, razón que, si de por sí resulta complicado ejercer acción penal en contra de los imputados, ahora se halla sin personal para hacerlo".

Hace dos años, la Fiscalía de Camerino Z. Mendoza estaba establecida en este municipio y atendía los delitos cometidos en los municipios aledaños, como Maltrata, Aquila y Acultzingo, pero por razones administrativas o que desconocemos, fue removida a Nogales, y lo mismo sucedió hace un año con la Sub-Unidad de procuración de Justicia, que se encuentra ubicada en esa misma ciudad.