Política

El puerto de Veracruz y su cuarta modernización

julio 04, 2019

Hace más de 500 años que el islote de San Juan de Ulua funcionaba como puerto, los recientes hallazgos realizados por la Universidad Veracruzana en colaboración con la Administración Portuaria Integral de Veracruz han sacado a la luz una red de puertos prehispánicos, entre los que destaca el ubicado en las playas frente al islote de Tecpan Tlayacac.

Un puerto único y una ciudad errante, para no discutir con los académicos que no comulgan con los 500 años de la fundación de la Villa Rica de la Verdadera Cruz.

El puerto siempre ha sido el puerto, ya fuera de la Nueva Veracruz o de la Heroica ciudad, allí se ha mantenido y solo se ha modernizado.

Efectivamente, el puerto se ha modernizado en 4 ocasiones, desde sus inicios en San Juan de Ulua, su primera etapa modernizadora se pueda datar en 1902, con las obras de Person&Son: Bahía artificial, dragado, escolleras, terrenos ganados al mar, modernas grúas, malecones y bodegas, sin contar con los edificios públicos y la electrificación.

La población creció, de 6000 habitantes constantes durante varios siglos a 10,982 en 1860 y para 1890 contaba con 20,397.

La Revolución o más bien, la lucha faccionaria, mantuvo estático el crecimiento portuario en el país, mientras en el resto del mundo las naciones portuarias modernizaban sus instalaciones.

Tuvo que llegar la Segunda Guerra Mundial – las crisis hay que aprovecharlas- para que el presidente Ávila Camacho en 1942 continuara con la modernización portuaria que emularía en 1958 Adolfo Ruiz Cortines con su "Marcha al mar".

Hoy, a más de 100 años del inicio de la modernización, nos toca atestiguar la cuarta modernización, con las obras de ampliación del puerto de Veracruz en los terrenos conocidos por los locales como Playa Linda y Punta Gorda.

Tuve la fortuna de presenciar el 1 de julio del presente año, la entrada del primer buque contenedor a la nueva bahía artificial.

Desde las 5 de la mañana, el grupo de compañeros de la prensa fuimos testigo de un escenario único, en la cima de la escollera norte, la más extensa de América Latina (4.2 km) a 8 metros de altura, presenciamos la llegada del "White Shark" amenizado con un elenco de primer orden, que incluyó el majestuoso amanecer y el imponte ascenso del astro rey, un desfile de delfines, gaviotas, pelicanos y hastauna jauría de diminutos insectos verdes parecidos a "chaquistes" que se nos metieron hasta en la boca.

Algunos queridos lectores se preguntarán: ¿A mí que con el White Shark?, mejor que se salven los "Red Sharks", a lo que yo les diré, que independientemente de la obra titánica que se realiza en esta cuarta modernización con un canal de navegación interno de 2.8 kilómetros, con dársenas de ciaboga (para que los barcos hagan maniobras) de 700 metros, la construcciones de terminales y en general la ampliación en 113 hectáreas con los que se duplica la extensión del puerto actual, los veracruzanos seremos beneficiados directa o indirectamente con estas obras, para los cual debemos estar más atentos de lo que ocurre en el primer puerto de México.

Aprovecho el espacio para agradecer al Ing. Miguel Angel Yañez Monrroy y a todo el equipo de APIVer por las atenciones para presenciar este evento histórico.

azueta@hotmail.com