Municipios

Renuncian dos a Consejo para Integración de Personas con Discapacidad de Poza Rica

julio 03, 2019

Poza Rica, Ver.- Durante la reunión en la que se votó la aprobación del Reglamento Interno del Consejo Municipal para la Integración de las Personas con Discapacidad, dos de sus integrantes presentaron sus renuncias luego de sentirse relegados por el Sistema DIF Municipal, que presentó el trabajo realizado por ellas como propio, lo que consideraron un acto discriminatorio y de abuso de confianza.

El pasado 18 de junio se presentó el curso de lengua de señas mexicano en el Centro de Rehabilitación Infantil Teletón (CRIT) Veracruz, en el cual estuvieron presentes la presidenta del DIF, María de la Luz Straffon, y la directora de la misma dependencia, Magdalena Lara Fuerte, así como funcionarios de la Universidad Veracruzana, no así las autoras y gestoras del mismo.

Lorena Elizabeth Santiago Ochoa presenta sordera profunda y durante años ha luchado por lograr la inclusión de personas con este tipo de discapacidad, por lo que decidió unirse al Consejo y seguir trabajando.

Ese mismo día manifestó su descontento por la forma en que estaban siendo ignorados por el presidente del Consejo, el alcalde Francisco Javier Velázquez Vallejo, quien nunca ha acudido a las reuniones así como tampoco algunos de los funcionarios municipales incluidos.

Así, luchando contra la discriminación, tocó puertas para lograr poner en marcha un curso de lenguaje de señas, siendo llamada por la directora del DIF, Magdalena Lara, a quien expuso todo su trabajo, para después ignorarla y presentar el programa como propio.

Decepcionada, fue que decidió presentar su renuncia durante la más reciente reunión del Consejo. A tal decisión se sumó otra de las integrantes del Consejo, Karymi Cisneros.

El jefe de la Jurisdicción Sanitaria número III, Emiliano García de León, intentó hacer que reconsiderara su decisión y trabajar juntos con la institución.

La regidora comisionada en Desarrollo Social y Humano, Gregoria Miguel Reyes, pidió tener un poco más de paciencia para sacar adelante el Consejo, toda vez que se requiere de la percepción de las personas con discapacidad, como está dispuesto en el Reglamento recién aprobado.

El hecho fue minimizado por Comunicación Social del ayuntamiento, dependencia que omitió la falta cometida por la directora del DIF Municipal y centró la atención exclusivamente en la aprobación del reglamento y la entrega de becas a personas con discapacidad.