Municipios

Disuelve Gobierno estatal la policía municipal de Mixtla de Altamirano

junio 25, 2019

Orizaba, Ver.- En plena escalada de secuestros en el corredor Río Blanco-Ciudad Mendoza se registra uno a diario desde hace casi tres semanas, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) sólo atina a disolver la Policía en el municipio indígena de Mixtla de Altamirano, mientras que en la zona urbana, este lunes, otro secuestro se anotó en las estadísticas regionales. En tanto el secretario de Seguridad Pública federal, Alfonso Durazo, se reunió a puerta cerrada con empresarios.

Lo que ahora ya se vive, especialmente en los municipios de Río Blanco, Nogales y Ciudad Mendoza, es inenarrable, pues prácticamente desde hace casi tres semanas a diario se tiene el registro de un secuestro. De hecho, del viernes pasado a este lunes se consumaron tres secuestros.

En el caso de este lunes se trata, al parecer, de una empleada de la empresa Bayer- Proquina quien habría sido levantada al salir de su domicilio ubicado en la colonia Libertad de la congregación Vicente Guerrero en Río Blanco. Los datos revelan que los presuntos responsables utilizaron un vehículo del que hasta el momento se desconocen sus datos generales.

Pero mientras la ola de violencia asola a la zona de las altas montañas, en el municipio de Mixtla de Altamirano, este lunes fue disuelta la policía municipal y la Secretaría de Seguridad Pública en coordinación con las de la Defensa Nacional y de Marina-Armada de México (Semar), relevó a la Policía Municipal de Mixtla de Altamirano.

El argumento que presentó el secretario de la SSP, Hugo Gutiérrez Maldonado, para la disolución del cuerpo policiaco municipal fue por encomienda del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, para fortalecer los cuerpos de seguridad en los 212 municipios.

Una de las primeras acciones de la Policía Estatal fue pasar revista a los oficiales que estaban en servicio; así como supervisar el armamento, relevar a los de la comunidad Axoxohuilco y dos más en el municipio de Zongolica, pero el personal, al igual que el armamento, fue trasladado al Centro de Estudios e Investigación en Seguridad donde presentará los exámenes de Control y evaluación de confianza.

Por la tarde el secretario de seguridad pública federal Alfonso Durazo se reunió con empresarios de la zona y aunque el encuentro fue a puerta cerrada, trascendió que la principal exigencia empresarial fue: garantías de seguridad no solo para ellos sino para la población en general.