Política

Por amor al arte: La ruleta rusa

junio 25, 2019

En moda de la teoría de juegos y el equilibrio de Nash, me interesó la teoría de las decisiones; como conferencista para la Suprema Corte de Justicia de la Nación adopté enseñar la estrategia de litigación para aprender a tomar decisiones sobre probabilidades y riesgos en los procedimientos orales.

Tomar decisiones debería ser considerado un arte, y sin complicaciones puede ser toda una ciencia que involucra el pensamiento humano.

Debo establecer que en el campo de la política el enfrentamiento a decisiones es el pan de todos los días, pero… ¿Realmente serán justificables o las mejores estas decisiones?

Entonces, es imperativo analizar si cambiar de lugar un aeropuerto después de iniciada su construcción es una decisión plausible analizando riesgos y mejores soluciones; también sería importante determinar si la calidad de negociante ante otros países es la más congruente por parte de Marcelo Ebrard, no porque consideremos que no tenga capacidad, pero si por cuanto a las cartas de negociaciones que podría manejar, o quizás sólo fue a aceptar las condiciones del país del Norte.

En muchos estados de la República vivimos con decisiones gubernamentales atroces, que lejos de mejorar la calidad de vida, la seguridad y el comercio, realmente vulneran hasta el Estado de derecho de nuestro país.

El gobierno incipiente en su cuarta transformación debe considerar la teoría de juegos para que antes de ir a negociaciones al extranjero, los economistas les deban explicar a nuestros políticos el equilibro de Nash, donde ningún jugador –participante– tenga ningún incentivo para modificar individualmente su estrategia, ya que cualquier movimiento que hagan en falso les haría perder el juego y sólo colocados en ese equilibrio tendrían la posibilidad de la negociación; pero… ¿México llevaba una estrategia para negociar con Trump?

Estamos ante decisiones de asesores que desconocemos, pero más aún ante una mala política de decisiones y consecuencias terribles de nivel nacional.

Entendemos que gobernar no es fácil, pero también debemos establecer que la peor decisión es la de colocar a una persona por la cercanía de intereses, y peor aún considerarse todólogos en situaciones de riesgos.

Von Neumann, Morgenstern y John Nash establecen los postulados básicos de la teoría de juegos en las décadas de los 40 y 50, donde concluyeron que: el interés individual, el egoísmo y la racionalidad a la hora de tomar decisiones conduce a los seres humanos a una situación no óptima, principalmente porque deben tener en cuenta las posiciones del resto de agentes involucrados en sus actuaciones.

No podemos esperar que en el juego de la ruleta rusa nos toque la bala de tener políticos sin experiencia en control de riesgos, que con decisiones obscuras, sin analizar probabilidades que indiquen la incertidumbre de un evento que ocurrió en el pasado, con el que ocurre en el presente y sobre el que ocurrirá en el futuro estén incapacitados de desarrollar una estrategia óptima para una serie de alternativas de decisiones, incertidumbre o eventos futuros de riesgo que además de perjudicial sea fulminante para todos los ciudadanos de nuestro país y terminemos peor que con los políticos corruptos que robaron pero "administraron mejor" –por si no se entienden las comillas, es sarcasmo–.

Hagamos juntos una verdadera transformación.

lic_jcor@hotmail.com