Política

Qué pasaría en el Poder Judicial de la Federación y a todos los amparos de #nomasderroches

junio 19, 2019

De acuerdo a la reforma constitucional que elevó las garantías individuales a derechos fundamentales o derechos humanos, reforma que también, sufrió la Ley de Amparo en donde de acuerdo a su anterior texto, el artículo 116 fracción II ordenaba que se señalara el nombre y domicilio del tercero perjudicado en toda demanda de amparo, artículo que ahora se plasma en el numeral 108 fracción II, para ordenar que en toda demanda de amparo se expresará "el nombre y domicilio del tercero interesado, y si no lo conoce, manifestarlo así bajo protesta de decir verdad, es decir, antes tercero perjudicado, hoy tercero interesado.

Qué pasaría hoy, si los que se creen dueños de México, los que promovieron casi 150 amparos para detener la construcción del Aeropuerto de Santa Lucía y la continuación del de Texcoco y conseguir con fines aviesos y aún perversos la obtención de una Suspensión Provisional o en su caso la Suspensión Definitiva, si en su demanda de garantías NO mencionaron a los terceros interesados y aún omitieron señalar su domicilio o manifestar bajo protesta de decir verdad no los conocen.

Qué pasaría si todos esos terceros interesados son los que votaron por el NO a Texcoco y el SÍ a Santa Lucía y quisieran emitir su opinión en el Amparo como cuando votaron en la consulta ciudadana, aquélla que los que se creen dueños de México de manera ferviente manifestaron que no podía ser vinculante.

Acaso ahora con la intervención como terceros interesados en los amparos promovidos por el "colectivo #NOMASDERROCHES, el Poder Judicial tendría la obligación de hacer vinculante y aún ejecutable su voluntad del NO de esos terceros.

Qué pasaría si todos los que se consideren como terceros interesados comparecieran ante los jueces de Distrito en los que se ventilan las 147 demandas de Amparo de los que se creen dueños de México y pidieran ser notificados uno a uno personalmente, a fin de manifestar lo que a su derecho convenga.

Qué pasaría si dichos terceros interesados haciendo uso de sus derechos fundamentales acudieran a los Juzgados de Distrito y aún a los Tribunales Colegiados del Primer Circuito para oponer sus recursos de quejas, quejas de quejas o reclamaciones según sea el caso, para contener la petición del amparo de los quejosos y lograr que se nieguen las suspensiones provisionales, dado que dónde existe la misma razón debe existir la misma disposición.

Qué hará el Poder Judicial de la Federación, pedirá acaso a los que se sienten dueños de México, que en base a la consulta ciudadana señalen los nombres y domicilios de los terceros interesados, es decir de aquellos que votaron por el NO a Texcoco y SÍ a Santa Lucía a fin de respetar su derecho constitucional y no vulnerar sus derechos humanos.

Qué hará el Poder Judicial, cuando, cien, mil, quinientos mil, o tal vez un millón de Ciudadanos que votaron por el NO a Texcoco y SÍ a Santa Lucía, deciden personalmente acudir a notificarse como terceros interesados, aduciendo los mismos derechos de audiencia de los que se creen dueños de México. Qué pasará si esos ciudadanos, actuando como terceros interesados descubren que los que se sienten dueños de México y sus flamantes abogados, promovieron su demanda con hechos falsos, omitieron otros, presentaron documentos falsos, peritajes o testigos falsos, acaso el Poder Judicial de la Federación los escuchará con la misma fuerza de justicia con las que les concedieron la suspensión provisional, para que sean procesados por falsedad en los términos del artículo 261 fracción I de la Ley de Amparo y que a su letra en lo que importa dice:

Artículo 261. Se impondrá una pena de dos a seis años de prisión y multa de treinta a trescientos días:

I. Al quejoso, a su abogado autorizado o a ambos, si con el propósito de obtener una ventaja procesal indebida, en la demanda afirme hechos falsos u omita los que le consten en relación con el acto reclamado,….y

II. Al quejoso o tercero interesado, a su abogado o a ambos, si en el juicio de amparo presenten testigos o documentos falsos".

Qué pasará, el Poder Judicial reflexionaría sobre la notificación a todos los terceros interesados a fin de no vulnerar el debido proceso legal y ordenar a los quejosos solicitar a la ciudadanía que se crea con derechos a intervenir para reclamarlos acuda a sus amparos y arriesgarse de nuevo a un NO a Texcoco y un Sí a Santa Lucía, solo que ahora vinculante al plasmarse en actuaciones judiciales.

Qué pasaría si a los terceros se les concede la modificación a las suspensiones de amparo, que harán los que se sienten dueños de México, se desistirían del Amparo.

Qué harán nuestros Jueces, Magistrados y Ministros, tendrán en su caso, como a veces acontece una varita mágica para que con una nueva reflexión, (como ellos dicen, cuando cambian sus tesis firmes por otras según convenga al caso), que resolver el sobreseimiento y no esperan causar un daño a la nación, o de plano caer en la anarquía y postergar el amparo al capricho de los que se sienten dueños de México con el grave perjuicio de los terceros interesados en que se continúe con la Cuarta Transformación.