Política

Denuncias del Orfis, "sin fobias ni filias"; desde 2010 se señalan irregularidades: Portilla

junio 18, 2019

El trabajo del Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) no se hace por filias ni fobias, como tampoco con alguna clase de distinción política, por el contrario sólo se procede a señalar a quienes actúan al margen de la legalidad, sentenció el auditor general, Antonio Portilla Vázquez.

Resaltó que el trabajo realizado por el Orfis durante su gestión está supeditado al cumplimiento de la ley, es de carácter técnico y legal, además que en todo momento los ex funcionarios involucrados han sabido de las irregularidades detectadas y conforme al marco normativo se les dio la oportunidad de corregir y solventar.

Y agregó que ya corresponde a las áreas de impartición de justicia las que deberán continuar en esa línea imparcial, expedita, clara y transparente, para determinar responsabilidades.

Detalló que entre 2007 y 2018 el Órgano de Fiscalización Superior ha cumplido con sus responsabilidades al presentar 172 denuncias, que corresponden a un total de 34 mil 601 millones 495 mil 48 pesos y 99 centavos.

En años más recientes, indicó, la situación no fue distinta, pues de la fiscalización superior del año 2010 se presentaron 17 denuncias; de 2011 una; de 2012 fueron 10; de 2013 sumaron 14 y de la revisión del ejercicio 2015 llegaron a 26 por más de 22 mil millones de pesos, relativas a irregularidades en dependencias como las secretarías de Educación, Seguridad Pública, Finanzas y Planeación, Desarrollo Agropecuario, el Instituto Veracruzano del Deporte, el Seguro Popular, la Secretaría de Gobierno, entre otras.

Todas las denuncias fueron presentadas en su momento ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (hoy Fiscalía General del Estado) y otras ante la Fiscalía General de la República (FGR), cuyas autoridades tienen la documentación, pruebas y los elementos que integran estos 172 expedientes elaborados por personal especializado del Orfis.

"Cada una de las denuncias ha sido contra quien resulte responsable; será el Ministerio Público (MP) el que determine el servidor público o ex servidor público responsable de hechos o prácticas contrarias a sus obligaciones y a los preceptos jurídicos; dichas imputaciones son el punto final de un proceso de fiscalización que se siguió paso a paso, desde la planeación de la auditoría hasta la elaboración del informe, y como lo señala la ley que nos rige se respetaron los procesos y plazos para solventar las observaciones determinadas", añadió.

Cada denuncia tiene como objetivo que las instituciones y en sí cada habitante de Veracruz, recupere el dinero que fue presupuestado para obras y acciones en beneficio de la colectividad, y se imponga un castigo a quienes desviaron de los fines previstos los recursos públicos.

Por lo que corresponde a los resultados del ejercicio 2016, se interpusieron 37 denuncias que en su conjunto representan una afectación patrimonial a la hacienda pública del orden de los 9 mil millones de pesos.

"En la cuenta pública 2017 y avances de 2018 lamentablemente las circunstancias no fueron diferentes, pues a la fecha hay denuncias en contra de los institutos tecnológicos superiores de Pánuco, Perote y Las Choapas, la Universidad Politécnica de Huatusco, la Universidad Tecnológica del Sureste de Veracruz; además del Fideicomiso del Fondo Ambiental Veracruzano, Servicios de Salud de Veracruz, la Secretaría de Desarrollo Social, el Instituto de Espacios Educativos y los municipios de Cuichapa, Citlaltépetl y Cosamaloapan; además de las presentadas ante la FGR, como fue el caso de las irregularidades detectadas en la Secretaría de Seguridad Pública por la contratación del Sistema Estatal de Videovigilancia", refirió.