Política

Programas sociales para la niñez deben ser productivos; es necesaria estrategia para comatir rezago neoliberal: Futuro

junio 18, 2019

Orizaba, Ver.- Los 2.3 millones de niños menores de 17 años que trabajan en condiciones de esclavitud son el reflejo del fracaso que dejaron más de tres décadas del modelo económico neoliberal; sin embargo, si bien el gobierno de López Obrador puso en marcha programas de apoyo para sacarlos de la pobreza, "hasta el momento no se ve una estrategia clara y definida para hacer productivos a los beneficiados con estos programas sociales".

El dirigente del Frente Unificador de Trabajadores Urbanos y Rurales de Orizaba (Futuro) hace un balance de las condiciones en las que se encuentran la mayoría de los niños del país y el balance no es nada favorable para la niñez, con el respaldo de los números que arroja la "Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo" hasta el 2017, según los números que arroja este estudio, "hay más de 2.3 millones de niñas y niños de entre 5 y 17 años de edad que se encuentran ocupados es decir en condiciones de trabajo, pero poco más de 1.1 millones tuvieron que dejar la escuela, porque o hacían una cosa o la otra, las dos a la vez les era imposible, y el resto de esos 2.3 millones trabaja parcialmente, de manera mayoritaria en negocios familiares sin remuneración o con ingresos económicos muy bajos".

Aunque los datos más recientes son de hace dos años, debido a que con el recorte en los presupuestos federales, "no tuvo los recursos necesarios para levantar y procesar el Módulo de Trabajo Infantil, con lo que queda en la incertidumbre la posibilidad de contar con datos tanto en el corto como en el mediano plazo, si nos dejan en claro que las condiciones económicas de las familias de los menores de edad los obliga a ser sometidos a labores que en algunos casos son esclavizadoras.

"Lo que vemos con los niños que están en condiciones de trabajar en vez de estar en las escuelas es un reflejo del modelo neoliberal que los pasados seis gobiernos, cuatro del PRI y dos del PAN aplicaron en el país. Este modelo vino acompañado de una creciente pobreza en los sectores más vulnerables, se les cerraron los espacios y eso impidió el desarrollo humano, fue cambiado por la generación de la riqueza pero en las manos de unos cuantos.

"Hoy con el nuevo gobierno del país vemos que se está entregando dinero a aquellas clases más desprotegidas, pero no vemos que haya una estrategia con la cual no únicamente se les ayude a subsanar las necesidades básicas sino además que se vuelvan productivos, el dinero sin estrategia no sirve, es dinero ocioso, tiene que haber programas integrales para que el dinero rinda, se regenere y con ello sí haya una verdadera estrategia de combate a la pobreza", propone.

En la zona de Orizaba, desde hace poco más de cuatro años, cientos de niños han llegado a las diversas ciudades a realizar diversos trabajos, pero la mayoría de ellos terminan vendiendo flores, productos artesanales, limpiando parabrisas o bien haciéndola de payasitos o tragafuegos, señala César Silva dirigente de la CROC en la región de Orizaba.

Este problema es muy grave debido a las que los menores de edad son explotados, algunas de las veces por su familia, "y todo esto obedece a las precarias condiciones económicas de las familias que a su vez los obliga a realizar labores extenuantes pero además mal pagados. Esa es la realidad que se tiene en los menores de edad".

Ahora hay datos que arrojan que en los pasados dos años el trabajo agrícola es de los más socorridos por niñas y niños pero a la vez mal pagado, en él se emplea un alto porcentaje de menores de edad.