Política

Ciudades grandes de la entidad, foco rojo de menores en situación de calle

junio 18, 2019

Aunque el trabajo jornalero infantil rural la extinta Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) calculaba en 2018 en un millón 620 mil niños de los estados de Guerrero, Oaxaca, Veracruz, Puebla e Hidalgo, el urbano se concentra en los municipios de Veracruz, Poza Rica, Coatzacoalcos, Córdoba, Orizaba y Xalapa, los que son ubicados como "focos rojos" en cuanto a mayor niños en situación de trabajo de calle, sostuvo la directora del Movimiento de Niños Trabajadores de la Calle AC.

Se trata de pequeños que desde bebés de brazos hasta menores de edad apoyan trabajando a sus hermanos menores y madres, explicó Josefina Castrejón Holguín, quien agregó que ellos vienen de madres solteras, porque fueron abandonadas por sus padres, que se dedican a limpiar parabrisas, vender flores, dulces o van en los brazos de sus madres a pedir limosna.

Además, hay otros niños y niñas trabajan en espacios cerrados como los mercados, y también hay pepenadores. Se trata de una situación en la que faltan aún muchas acciones por parte de las instituciones, pero es la pobreza la principal causa que provoca que los menores se vean en situación de trabajo de calle y abandonen la escuela, refirió.

"La realidad los avienta, los obliga a tener que trabajar. Nosotros lo que hemos observado es que muchos de ellos, un porcentaje importante ocupa el dinero para sus estudios, un 60 por ciento ocupa lo que gana para sus estudios y para colaborar con el gasto familiar".

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) sostiene que la mayor parte de la explotación infantil se da en trabajadores agrícolas en el noroeste del país, pues se trata de niños que acompañan a sus padres que trabajan preparando alimentos, lavando ropa o cuidando de los hermanos más pequeños y se estima que de los 6 millones de jornaleros en México, 27% son menores de entre 6 y 14 años.