Política

Veracruz, quinto con más solicitudes de crédito inmobiliario con banca comercial

junio 17, 2019

En el estudio "La situación inmobiliaria en el primer semestre en México 2019", el Banco Bilbao Vizcaya (BBVA) dice que el estado de Veracruz ocupa el octavo lugar en el país con 42 mil solicitudes de créditos inmobiliarios en la banca comercial de 2010 a 2018 para adquirir una vivienda nueva o usada, atrás de la Ciudad de México, Nuevo León, Estado de México, Jalisco, Chihuahua, Querétaro y Guanajuato, de los cuales sólo se otorgaron aproximadamente 30 mil

de estos.

De acuerdo con el documento, la distribución estatal del crédito hipotecario se debe a que es el empleo formal el factor que detona la demanda por crédito hipotecario para todos los trabajadores y más aún el empleo formal privado para el caso de la banca comercial y sobre todo ésta se concentra en los municipios de Veracruz, Boca del Río, Xalapa, Coatzacoalcos, Minatitlán, Poza Rica, Tuxpan, Orizaba y Córdoba.

Agrega el documento que en una perspectiva de largo plazo, nueve años después de la crisis del 2009, se confirma una alta concentración de la demanda por crédito hipotecario. Del inicio de la década hasta el final del 2018, sólo seis estados concentran 50 por ciento de los créditos hipotecarios para adquisición de vivienda. En términos de monto, únicamente 5 entidades las que concentran 53 por ciento del total otorgado para dicho fin.

La ubicación geográfica de la vivienda que se adquiere por parte de los acreditados es decisión unilateral por parte de los compradores, precisa el texto, por lo que las cifras anteriores revelan la preferencia de los consumidores, independientemente de las razones por las que hayan tomado esa decisión, es decir, no es disposición de las instituciones de crédito, ni de los constructores (pues incluso considera vivienda usada) dónde se ejerce el crédito otorgado.

Por otra parte, dice el documento, Veracruz ocupa el quinto lugar nacional con un saldo de crédito hipotecario 2018 de aproximadamente 540 millones de pesos y una cartera vencida de solo 18 millones de pesos, sólo atrás de la Ciudad de México, Nuevo León y Jalisco.

La cartera de crédito a la vivienda por parte de la banca comercial presenta una alta calidad medida en términos de la morosidad: al cierre del 2018 el índice de morosidad era de sólo 2.5%; de estos Morelos tiene la mayor proporción de cartera vencida, pero con sólo 3.8%; en tanto que Nayarit es el más bajo con únicamente 1%.

Agrega que de los créditos solicitados a la banca comercial, en la Ciudad de México prácticamente no tiene oferta de vivienda de interés social, enfocándose en media y residencial; mientras que Nuevo León tiene su oferta más diversificada, donde el segmento de interés social aún es un mercado relevante.

También precisa que en el mercado de vivienda, el segmento masivo es el de interés social, mantiene un registro por debajo de las 300 mil unidades, por lo que mientras no se vea una recuperación de este tipo de vivienda no se verá una fase expansiva en los planes de construcción, así como los inventarios de vivienda, pues el mercado hipotecario creció 1.1 por ciento en términos reales durante el 2018. Una parte relevante de este avance fue por medio de productos distintos a la adquisición, ya sea nueva o usada. Créditos para el pago de pasivos y liquidez ayudaron a que la banca recuperara terreno y otorgara un monto 5.9 por ciento superior en términos reales comparado contra 2017.

En este mismo periodo, dice el estudio, los institutos públicos colocaron 3 por ciento menos financiamiento una vez descontado el efecto de los precios de la vivienda. En ambos casos, tanto en el sector público como privado, el número de hipotecas disminuyó 3.3 por ciento, lo que revela que el mejor resultado de la banca se debió al segmento residencial, que tiene el valor más alto.