Política

Analiza PC correlación de incendios y deslaves en zonas donde antes no sucedían

junio 10, 2019

Los gobiernos de Jalisco y Veracruz realizan análisis con la Coordinación Nacional de Protección Civil porque se ve una relación entre las barrancadas y las zonas donde hubo incendios forestales, y un ejemplo es el municipio de Acultzingo, al que apenas llegaron las primeras lluvias y los habitantes padecieron este riesgo, informó la titular de la Secretaría de Protección Civil (PC) estatal, Guadalupe Osorno Maldonado.

Detalló que los incendios forestales registrados en los meses anteriores generaron que se perdieran árboles y a su vez ocasionaron una menor filtración del agua que cae por la temporada de lluvias.

Expuso: "vemos una relación entre las zonas donde tuvimos incendios forestales, el caso de Acultzingo es una de ellas y estas barrancadas, la pérdida de vegetación en caso de los incendios genera que haya menos posibilidad de filtración de lluvia. Queremos ver si puede haber deslizamientos relacionados donde hubo incendios forestales".

Informó que Veracruz y la Coordinación Nacional de Protección Civil se reúnen para generar una estrategia que permita evitar deslizamientos o riesgos para la población.

"Con esta situación en la mira, vamos a estar trabajando para poder ubicar y poder pensar en alternativas para contener este tipo de fenómenos en caso que se den, es importante decir que tuvimos el primer temporal de lluvias y ya tuvimos una situación ahí, pero encontrando cuáles son las relaciones entre ciertos fenómenos, podemos trabajar ahí".

La titular de PC dijo que no tienen un análisis concreto de zonas de deslaves, pero sí tienen un Atlas de Riesgo, donde se informan de zonas proclives a este tipo de deslizamientos, que son las tres zonas serranas de Veracruz,como la sierra del Huayacocotla, Totonacapan, Chiconquiaco, Cofre de Perote, Zongolica, y en el sur en la sierra de San Martín.

Por esta razón, PC hace un análisis, porque en el caso de Acultzingo no había ocurrido un deslizamiento. "Si bien hubo fenómenos en Maltrata, en zonas cercanas, específicamente esta ladera no se había deslavado, hasta que pasó el incendio, hasta esta ocasión, esto nos presenta nuevos elementos de análisis".

En el caso de la reserva natural de San Juan del Monte, localizada en el municipio de Las Vigas, lugar que sufrió un incendio y fueron devastadas 500 hectáreas de bosque en la primera semana de marzo del presente año, Osorno Maldonado dijo que la Comisión Nacional Forestal (Conafor) y la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) realizan "fijación de suelo con la ayuda de los troncos".

Finalmente agregó que instalan diques con la ayuda de troncos y podría ser una alternativa para remediar los daños al suelo, sin embargo, deben hacer un análisis para ver si de esta deforestación pudiera derivar un deslizamiento con esta temporada de lluvias.

"Habría que ver si es una zona de deslave, específicamente en Acultzingo quedó pelón el cerro y no había nada que detuviera la caída del agua, y en San Juan del Monte me parece que no es el caso, pero habría que checar, y más que en San Juan del Monte está rodeada la mancha del incendio con vegetación y eso nos ayuda bastante", finalizó la titular de PC.