Política

Desaparecidos, estancamiento

junio 10, 2019

Los años que Veracruz ha vivido en estado de asedio por parte de gobiernos infames y de la explosión criminal –organizada o no– han dejado su huella en la sociedad. Una sociedad harto lastimada que en ocasiones revela signos de envilecimiento pero que también ha desplegado en la práctica muestras claras de solidaridad y empatía. Desde luego, el Colectivo Solecito es referencial en este último sentido y eso lo ubica como una voz autorizada para la valoración de los problemas sociales, aun si tales valoraciones son subjetivas.

Indicio del aludido envilecimiento es la dificultad habida para encontrar sustituto al Comisionado Estatal de Búsqueda de Personas. El colectivo sostiene que ninguno de los tres propuestos reúnen el perfil adecuado para el cargo, además de que dos provienen del ámbito de la Fiscalía General del Estado, oficina pública de reconocido desprestigio a la que la impronta panista ha mejorado en nada. Un empleado del ex gobernador habilitado como caballo que tiene en jaque e inmovilizada a la fiscalía.

El colectivo ciudadano detalla las razones de sus reservas que parecen razonables y argumentadas. Es deseable que se dé respuesta cabal a las observaciones del organismo no gubernamental y que el proceso de postulación, argumentación y nombramiento sea públicamente ventilado. El nombramiento no es menor si se considera el tamaño del daño que 10 años de violencia continua han dejado y aún dejan en la sociedad.

Es, por lo demás, una espléndida ocasión para que las decisiones de interés público sean públicamente tomadas o, en el peor de los casos, ventiladas.

Desde principios de este gobierno se sabe que la cifra de desaparecidos en el país es mucho más grande que la que aceptó el gobierno de Peña Nieto. Miles de cadáveres desconocidos que saturaban los anfiteatros del país han sido enterrados en fosas comunes de por lo menos 27 estados de la República.

El tamaño del problema es descomunal y por lo pronto no parece que haya la capacidad institucional para hacerle frente. Será al parecer una tarea colectiva que exigirá de todos ceder para alcanzar objetivos comunes más capacidad de tolerancia y contención protagónica.