Política

Presenta Orfis denuncias por desvíos e irregularidades por 37 mmdp en la cuenta pública 2017 del yunismo

junio 05, 2019

Por irregularidades como presentar datos falsos, simular registros contables y desvío de recursos por un monto superior a los 37 mil 320 millones de pesos, el auditor general del Órgano de Fiscalización Superior (Orfis), Antonio Portilla Vázquez, presentó tres denuncias en contra de quienes resulten responsables de la administración yunista ante la Fiscalía General de la República (FGR).

Atendiendo la instrucción del Congreso del Estado, que le ordenó denunciar cualquier irregularidad detectada en el informe de la cuenta pública 2017, el Orfis acudió ante la FGR para presentar las denuncias correspondientes a fondos federales, así como lo ha hecho a nivel local ante la Fiscalía General del Estado (FGE) por los montos estatales.

De las denuncias presentadas, sobresale una por un monto de 27 mil 455 millones de pesos, los cuales fueron registrados como activos del gobierno de Veracruz que nunca existieron. Esto ocurrió en el año 2017, cuando los titulares de la Sefiplan fueron Clementina Guerrero García y Guilermo Moreno Chazzarini.

En la denuncia se precisa que fue por las afectaciones contables derivadas del ocultamiento de registro y soporte de 27 mil 455 millones de pesos operados en 2017 en la cuenta de activo del gobierno de Veracruz.

Además, la querella refiere que el gobierno de Yunes Linares no provisionó ni registró el soporte documental que justifique la disminución de 18 mil 650 millones de pesos de esa cuenta.

Por ello, "las afectaciones contables señaladas impactan directamente en la revelación de la información financiera de Cuenta Pública Consolidada 2017 del Poder Ejecutivo".

Otra de las denuncias fue por el caso del sistema estatal de videovigilancia, el cual al día de hoy no sirve, pero en su último día de gestión, el ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares lo inauguró y presumió que era el mejor de México.

En este caso, la denuncia presentada por el auditor Antonio Portilla Vázquez se basa en la auditoría que practicó el Órgano de Fiscalización Superior al proceso de adquisición e instalación de las 6 mil 476 cámaras del sistema estatal de videovigilancia, por el que el gobierno anterior pagó mil 116 millones de pesos a la empresa Comtelsat SA de CV.

Luego de la revisión ordenada por el Congreso de Veracruz, el ente fiscalizador determinó que el proyecto y puesta en operación de los sistemas de circuito cerrado "no cumple en absoluto" con el objeto del contrato.

La tercera denuncia que presentó el Orfis ante la FGR fue por observaciones derivadas de la Fiscalización en Materia de Deuda Pública y Disciplina Financiera de la Cuenta Pública de 2017.

A ese respecto, se detectó la reclasificación a cuentas del orden de los importes de fondos de reserva y fideicomisos por 8 mil 869 millones de pesos, "por saldos presentados en la balanza de comprobación que no eran reales".

Portilla Vázquez refirió que después de las denuncias, el Ministerio Público Federal tiene la responsabilidad de investigar el destino de los recursos de los veracruzanos, indebidamente utilizados por el gobierno anterior.

Yunistas siempre supieron de las observaciones: auditor general

El auditor general del Órgano de Fiscalización Superior (Orfis), Antonio Portilla Vázquez señaló que todas las observaciones denunciadas ante la Fiscalía General de la República (FGR) siempre fueron del conocimiento del ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, así como de sus funcionarios.

Dijo que como parte de los procesos de auditoría de la cuenta pública 2017, en las distintas etapas lo hizo del conocimiento de las áreas del gobierno estatal cada una de las irregularidades, en particular la del asentamiento de 27 mil millones de pesos en los registros contables, de los cuales no existe comprobación física.

Señaló que en su momento pudo entrevistarse con cada uno de los ex funcionarios, a quienes les dijo que habrían de realizar correcciones para evitar que les fuera observado o caer en una violación a las leyes de contabilidad gubernamental.

Explicó que todos aquellos ex servidores públicos involucrados en estas tres denuncias tienen la posibilidad de solventar todavía ante el Órgano de Fiscalización Superior, pues así lo establecen las leyes, e incluso se les ha dado las facilidades para ello.

Sin embargo, detalló que el Orfis atendió la instrucción del Congreso local de presentar las denuncias de hechos correspondientes al advertir la posible comisión de un delito.

Mencionó que ya corresponderá a la FGR realizar las diligencias correspondientes y al Órgano de Fiscalización Superior presentar las pruebas que le sean requeridas.