Política

Ex alcalde de Cazones, sorprendido al tratar de burlar al Orfis con supuesta obra

junio 04, 2019

Cazones, Ver.- Elementos de la Policía Municipal impidieron la acción simulatoria de una obra reportada como falta grave administrativa por el Órgano de Fiscalización Superior del Estado de Veracruz (Orfis) durante la revisión de la cuenta pública 2017.

Los oficiales se trasladaron hasta el camino que conduce a la comunidad El Morisco I, donde fue reportada la presencia de material pétreo sin que existiera un programa de obra o permiso para tal fin, encontrando en el lugar al ex alcalde Orlando González González.

El ex presidente municipal trató de excusar la acción como una obra de apoyo a la comunidad, con recursos propios; sin embargo, no fue permitido por la falta de los permisos correspondientes.

Dicha acción corresponde casualmente a la próxima visita que realizarán representantes del Orfis a este municipio este 4 de junio, según trascendió entre fuentes del ayuntamiento, como parte del seguimiento a las observaciones que fueron realizadas a la cuenta pública 2017.

El Orfis detectó en la cuenta pública del último año de administración de Orlando González, un presunto daño patrimonial por 8 millones 554 mil 481 pesos en 10 obras, entre las que destaca la rehabilitación del camino Manlio Fabio Altamirano-Cafetal, a la altura de la localidad El Morisco I.

De acuerdo con la observación TM-033/2017/014 DAÑ de la obra con el expediente 2017300331089, el día 9 de julio de 2018, personal del Orfis acudió a dicha comunidad a fin de verificar y validar los volúmenes de obra pagados y la situación física de la obra, encontrando que no se había realizado.

En el lugar se puede observar un camino con restos de asfalto, con un marcado deterioro, sin evidencias de alguna reciente rehabilitación, por lo que en el acta circunstanciada de la dependencia fue reportada como no ejecutada.

Además de las observaciones en la rehabilitación de caminos, el ex presidente municipal enfrenta señalamientos por deficiencias en la construcción de cuartos-dormitorios, sistemas de distribución de agua entubada, comedores escolares y techos firmes, entre otras, además de faltas consideradas no graves.