Política

Cuidado en los detalles

junio 04, 2019

El país se encuentra en plena transformación por consenso. El resultado de las elecciones del fin de semana sumadas a las elecciones de julio del año pasado lo confirman. El PRI paga como organización el haber aceptado el cambio en las reglas del juego de la tecnocracia neoliberal, porque una cosa es que en 1982 el FMI y el BM hayan impuesto su candidato a López Portillo como consecuencia de la nacionalización de la banca, y otra completamente distinta que el PRI haya aceptado el cambio completo en la racionalidad y propósito de la organización política. Simplemente se dejaron hacer y se desdibujaron. Luego de casi 40 años queda nada de los reflejos socialdemócratas y populares que le aseguraron el éxito.

El PAN también paga los costos de su simbiosis con la tecnocracia harvariana introducida por Carlos Salinas. Las elecciones en puebla luego de los desgarres, pretensiones hereditarias y la decadencia de alianzas bastardas con el PRD, más la tragedia reciente, quedó también anulado electoralmente.

Morena se erige casi como sustituto intermediario único entre el gobierno y la sociedad. La única diferencia es que sin controles corporativos. Pero las tentaciones autoritarias necesariamente existen y son abundantes. Si no en el primer nivel de gobierno, sí en la estructura partidaria. Habrá que ver si son capaces de auto contenerse.

Por lo pronto, lo que le queda a la oposición desleal en resistencia –que no son pocos, que han perdido mucho y que muy probablemente perderán más– es el boicot. Son miles, son miles de millones de pesos que perderán, ya sea por negocios o por la estructura remanente de saqueo.

No es posible olvidar, sería una imprudencia, que el principal engranaje de transmisión entre el gobierno de Peña Nieto y Carlos Salinas fue Luis Videgaray Caso, quien tiene una relación directa con Jared Kushner, yerno de Trump, y encargado de las relaciones con México. La guerra arancelaria que declara el presidente norteamericano es el resultado sincrónico entre la actual élite gobernante estadounidense y quienes han saqueado este país.