Municipios

Cabildo pozarricense aprueba que población aporte por obra pública

mayo 24, 2019

Poza Rica, Ver.- Por mayoría, durante la quincuagésima primera sesión de cabildo fue aprobado el cobro de una participación a los comités de obra, mientras ayuntamientos de la región han dejado de hacerlo. Anteriormente habían intentado aumentar el impuesto predial, pero esto logró ser frenado por la oposición.

Con siete votos a favor, seis en contra y una abstención, el cabildo de Poza Rica aprobó los porcentajes que deberán aportar los ciudadanos para poder acceder a obra pública con recursos federales, a pesar de no existir una reglamentación que obligue a tal recaudación.

De manera oficial, el ayuntamiento manejó la medida como una reducción a las aportaciones ciudadanas; sin embargo, ediles que se oponían a esta situación, argumentaron que en municipios de la zona conurbada esto se dejó cobrar ante la mala situación económica que se registra en la región, entre ellos Cazones, Coatzintla, Papantla y Tihuatlán, municipios con un presupuesto menor al de Poza Rica.

El panista, Aldo Maldonado Macías, argumentó haber votado en contra de la propuesta en virtud de que no existe un sustento legal para exigir tal aportación a los ciudadanos, cuando la obra pública se realiza con fondos federales.

Por su parte, Eloy Nuñez Leon, de extracción morenista, refirió que tanto los recursos del Fortamundf como el Fism, provienen de la recaudación de impuestos federales como el IVA, ISR, IEPS, derechos vehiculares, entre otros, por lo que cobrar a los ciudadanos tal aportación sería el equivalente a imponer impuestos sobre impuestos.

Enfatizó que si bien el artículo 102 de la Ley Orgánica del Municipio Libre establece como obligación de los ciudadanos aportar para la dotación de servicios, el Código Hacendario de Veracruz establece que los cobros serán aplicables cuando las obras se realicen con créditos o se realicen con recursos propios.

Además, insistió en el hecho de que en la Ley de Ingresos 2019 se determinó un presupuesto, al que se suman los recursos federales del Fortamundf y Fism, por lo que cobrar estas aportaciones generaría excedentes cuya aplicación no está tampoco definida.

La propuesta recaudatoria fue aprobada por el alcalde Francisco Javier Velázquez Vallejo, la síndica María del Carmen Carballo Vicencio y los regidores Félix Iván García Bustos, Brenda Guadalupe Carreón Cabrera, María de la Luz Mora Alarcón, Jaime Herrera Flores y Vanessa Balderas Sánchez.

Los ediles que votaron en contra de la medida fueron Gregoria Miguel Reyes, Eloy Núñez León, Aldo Maldonado Macías, Víctor Cantú Salazar, Yhereiri Carranza López y Dulce María Carpizo Bauza. La única abstención fue la del regidor Fausto Jaimit Cabrera Dávila.

Se debe recordar que recién en abril de este año, la regidora morenista María de la Luz Mora Alarcón, propuso incrementar las tarifas del impuesto predial para el ejercicio fiscal 2020, medida que fue rechazada por mayoría en sesión de cabildo.

En aquella ocasión, se argumentó que la propuesta obedecía al hecho de que el impuesto predial se había mantenido sin cambios desde 2003 y se pretendía ampliar los ingresos por este concepto, mediante el aumento al gravamen, en lugar de ampliar la base recaudadora. Este hecho fue interpretado por la regidora Gregoria Miguel Reyes como un atentado contra la economía familiar.

Poza Rica se encuentra en una severa crisis económica desde la reducción de las inversiones en la industria petrolera a principios de la administración del ex presidente Enrique Peña Nieto, lo que provocó la salida de las compañías y la pérdida de miles de empleos.

Mientras por una parte la administración municipal pretende aumentar las tarifas del impuesto predial y cobrar por la realización de obras, la nómina del personal de confianza del Ayuntamiento supera los 31 millones 376 mil pesos, con salarios de ediles y funcionarios por arriba del sueldo del presidente de la república Andrés Manuel López Obrador.