Política

Incendios en bosques, cada vez más frecuentes por la deforestación

mayo 21, 2019

Coatzacoalcos, Ver.- Debido a la deforestación y el incremento de las temperaturas, las zonas de selva del sureste mexicano se incendian cada más frecuentemente, aunado a la poca información que tiene los agricultores para efectuar quemas controladas.

Rossana Landa Perera, coordinadora de Conservación de Cuencas en el Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza, señaló que el régimen del fuego y la temporada de incendios han sufrido modificaciones cada año. Expuso que todos los ecosistemas se queman para renovarse y sacar el gas que tienen contenido, pero no todos lo hacen de manera frecuente.

Refirió que la selva se debe quemar cada 100 años y los bosques de pino, cada cinco, sin embargo, estos ciclos se han visto afectados por el cambio climático y la propia deforestación. La especialista indicó que en las zonas húmedas de selva de Veracruz o Chiapas, los incendios no eran frecuentes pero ahora se ven muchos casos que los alertan.

Explicó que estos incendios se producen porque la deforestación baja la humedad de estas zonas y se elevan la temperaturas. Landa Perera expuso que además existen prácticas agrícolas de quema que se salen de control, ya que los campesinos no tienen suficiente información sobre las alertas que existen en los años cálidos o donde afecta el fenómeno del niño.

"Los incendios no son malos, son necesarios en ciertas condiciones, se usan para renovar el suelo pero si se salen de control son peligroso; varían en sus formas, si son de copas se extienden rápidamente y si es a nivel de suelo cumplen su función".

La especialista manifestó que este año será particularmente seco y se tiene que trabajar más con los productores locales, para evitar que las quemas se salgan de control.

Fuegos en Texistepec podrían ser tóxicos por depósitos de azufre

En alerta se encuentran las autoridades del estado por varios incendios en el municipio de Texistepec, ya que algunos se encuentran cerca de zonas con residuos de azufre o con pozos con venteo de ácido sulfhídrico.

De acuerdo con el reporte de las autoridades de Protección Civil de ese municipio, se han iniciado varios incendios que han afectado más de 800 hectáreas de varias plantaciones agrícolas. Estos incendios son quemas de pastizales que se salen de control por el calor y se van extendiendo a zonas sembradas.

Estos incendios han provocado densas nubes de humo que pueden llegar a ser tóxicas, ya que hay varios puntos del municipio que todavía tienen residuos de carbón, azufre o pozos que emanan ácido sulfhídrico.

Los fuegos se extienden rápidamente por los hidrocarburos de la zona y que ahora no son recogidos por la empresa que tiene el contrato de uso de este residuo, ya que están en conflictos con las autoridades municipales.

Personal de Protección Civil del estado supervisa este municipio, ya que algunos de los incendios se encuentran en áreas donde se contiene residuos de azufre. La combustión de este residuo produce un humo muy molesto y peligroso para el ser humano, por eso se estan evaluando las condiciones para determinar si se empieza a evacuar a la población.

En el municipio de Texistepec operó la Compañía Exploradora de Istmo (CEDI), dedicada a la producción de azufre, la cual fue absorbida como pasivo por parte de Pemex. Aunque personal especializado trabajó por varios años en su remediación, todavía quedan muchos pozos y tortas de azufre y carbón que no han sido tratados ni contenidos en celdas especiales.