Política

Reforma debe ir sobre enseñanza, no de consumo presupuestal: académico

mayo 15, 2019

Tras señalar los saldos de la política educativa en Veracruz, que ocupa el tercer lugar de rezago educativo del país, 9.2 por ciento de la población está sin ningún grado educativo, sólo 55.2 por ciento tienen la Educación Básica terminada, 19.7 por ciento finalizaron la Educación Media Superior y apenas 15.6 concluye la Educación Superior, y ante el fracaso del modelo MEIF en la Universidad Veracruzana, Atanasio García Durán, maestro de la Facultad de Pedagogía, dijo que las reformas educativas deben ir hacia la educación en la práctica productiva sustentable y no sólo de consumo presupuestal.

"Dentro de la crisis general también se está viviendo una crisis educativa y con la reforma educativa que se aprobó ayer en el Congreso local, estaría preguntándome si es que la Cuarta Transformación estaría en posibilidades de ir a fondo de la educación que necesitamos".

Al participar en una plática sobre Educación con el grupo "100 Por Veracruz", sostuvo que Veracruz ha retrocedido en el avance educativo, el Inegi ubica a la entidad en el tercer lugar de rezago educativo del país, es una pena para los veracruzanos que estemos en tercer lugar sólo después de Oaxaca y Chiapas y porque tenemos un promedio de escolaridad de 15 años en delante de 8.2 grados –promedio menor que a nivel nacional– , sin grado alguno 9.2 por ciento, 55.2 por ciento son los que logran terminar la educación básica, 19.7 por ciento finalizan la educación media superior, en el camino de la escolaridad menos de la mitad, y en el nivel superior logra terminar 15.6 por ciento, acotó García Durán.

Retomando al investigador Rafael Arias, señaló que de toda la educación en Veracruz, incluyendo pública y privada, solamente hay cobertura para 30 por ciento de la población –entre 18 y 22 años– es decir 70 por ciento de la población no tiene acceso a nivel superior.

"Situación preocupante, que habrá de buscar alternativas para abonar en esto, no se trata de credencializar, porque por eso tenemos que se cursan bachilleratos en semanas y tenemos cursos a distancia y cursos rápidos para obtener determinada licenciatura, pero no se trata de preguntarnos si realmente estamos formando a nuestros niños y jóvenes y les estamos dando una preparación en la que puedan ser autosustentables.

"Las reformas educativas que se han hecho, han sido con resultados negativos, por ejemplo en el nivel universitario, el modelo que se integró hace 19 años, el Modelo Educativo Integral Flexible (MEIF) ha hecho más daño que provecho.

"Los propósitos fueron dar una formación integral, no hay flexibilidad curricular, no hay gestión, la elección curricular autónoma no existe y ha tenido daños colaterales en los alumnos: ocio obligado, corrillos como relax, a jugar cascaritas como pasatiempo, juegos de azar, adicciones furtivas, además se generan mayores costos, tiene aprendizajes con una continuidad fragmentada y hay alumnos que han tardado hasta 12 semestres para concluir su licenciatura.

"En la educación media superior, la reforma educativa resultó un ardid legislativo, estructural, laboral, el modelo pedagógico resultó una ficción", refirió el maestro de la Facultad de Pedadogía.

De ahí que su propuesta es la de una Educación en la Práctica Productiva Autosustentable (EPPA), a través de una escuela autopoiética –Autopoiesis es un término que crea un biólogo Chileno, se refiere a la organización circular de lo vivo, explicó García Durán–, una educación productiva y no sólo de consumo presupuestal.

"Asimismo que exista una articulación colaborativa, proyectiva sustentable, uso heurístico de la tecnología, que exista una educación que integra, que une, no que divide, una escuela naturalista de producción y no sólo de consumo. Fortalecer la riqueza del todo. La democracia efectiva cotidiana: escolar, para el crecimiento y bienestar social", sostuvo García Durán.