Sociedad y Justicia

El burocratismo en hallazgos de fosas y restos lastima a familias de desaparecidos

mayo 11, 2019

Orizaba, Ver.- Ellas aseguran no tener nada que celebrar y tienen razón. Son cientos de madres de familia que con impotencia vieron cómo sus hijos, e incluso nietos, de la nada desaparecieron sin que se sepa de su paradero; exigen celeridad en las investigaciones. En tanto el Movimiento Nacional "Por nuestros desaparecidos"revela que las cifras oficiales señalan que en el país hay 40 mil desaparecidos y 26 mil cadáveres sin identificar.

La marcha de este viernes en esta ciudad confirma el enojo y la tristeza de cientos de madres de familia que el 10 de mayo alzaron de nuevo su voz reclamando al Estado mexicano acelere los procesos de investigación y seguridad para las familias de los miles de desaparecidos que además de enfrentar el coraje y a la vez tristeza de perder a los suyos, deben soportar una agresiva burocracia.

La marcha, la cuarta que se realiza en esta ciudad y con el mismo motivo, salió de la plazoleta de la iglesia de Santa Gertrudis, ahí, familiares, amigos, conocidos y hasta extraños se sumaron una sola columna para demostrar su exigencia.

Pero lo que sucedió en Orizaba se refuerza con los datos que el Movimiento Nacional por Nuestros Desaparecidos aporta de entrada califica como "crisis humanitaria" lo que pasa en el país, " que no tiene precedentes", de hecho, señala, que de acuerdo con las últimas cifras dadas a conocer en el mes de febrero por el titular de la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación federal, Alejandro Encinas, se tiene registro oficial de la existencia de al menos 40 mil personas desaparecidas y un cálculo de 26 mil cuerpos de personas sin identificar al inicio de la nueva administración federal, aún por corroborar. Las familias insistimos, no son números, son personas que les estamos esperando en casa".

Ante esta grave emergencia, este movimiento propone la creación de un mecanismo para la identificación forense como un órgano especial de carácter extraordinario con independencia técnica y administrativa, con recursos propios y apoyo internacional, técnico y financiero, a fin de abordar, con exclusividad, la problemática forense en materia de identificación de personas, que incluya una perspectiva transnacional para la identificación de personas extranjeras desaparecidas en México.

Se propone que el mecanismo tenga estrecha coordinación con la implementación del Programa Nacional de Exhumaciones e Identificación Forense en auxilio de la justicia en México, "los distintos programas y otras herramientas previstas en la Ley General en Materia de Desaparición".

Es necesario que el mecanismo aborde la identificación de restos no identificados y no reclamados, existentes dentro de instituciones del estado (fundamentalmente panteones, Semefo, y escuelas de medicina, entre otros) además de las fosas clandestinas con registro, reporte o denuncia, y probables fosas clandestinas sin denuncia, ya localizadas por las familias.

"Es necesario que estos procesos incluyan, el registro genético y su cruce con las bases existentes, la determinación de causa de muerte, como parte del proceso de identificación para en su caso notificar y restituir dignamente el cuerpo o los restos a sus familiares".

Por lo tanto, está agrupación, "solicita a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH): instar al Estado Mexicano a la pronta creación de un mecanismo extraordinario para la identificación forense con las características necesarias para atender la emergencia humanitaria que vive el país".

"Solicitamos a la CIDH que, previo acuerdo con el Estado y en coordinación con la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México (Oacnudh), se establezca un esquema de asistencia técnica con el Estado mexicano para la construcción, seguimiento y evaluación de este Mecanismo de Identificación Forense", se precisa.

Marcha en Coatzacoalcos

Como cada año, madres de personas desaparecidas se manifestaron en Coatzacoalcos para exigir que sus hijos sean devueltos y que el Estado los encuentre e identifique a los cientos de restos que se encuentran en manos de la Fiscalía General del Estado.

De nuevo, las madres que integran colectivos de búsqueda en la zona sur dejaron los festejos y salieron a marcha para evidenciar los casos de desapariciones de personas que se vienen realizando desde hace muchos años, muchos de ellos cometidos por las propias autoridades de seguridad.

El Colectivo de Madres en Búsqueda Coatzacoalcos, marchó desde el Hospital "Valentín Gomez Farías" al Parque Independencia, portando las fotografías de sus hijos y recordando las historias de cada uno de los desaparecidos.

El mensaje de ellas fue claro, van a seguir buscando a sus hijos en todos lados, incluso en las cientos de fosas que se han encontrado en toda la entidad veracruzana.

En la zona sur, la mayor parte de los casos de desapariciones se dieron a manos de la policía del entonces gobernador, Javier Duarte de Ochoa y los expedientes poco han avanzado.

Belén González, representante del colectivo, señaló que lo que más les lastima es que no se ha podido identificar a muchos de los restos que se encuentran en las fosas clandestinas y no existe realmente un compromiso para entregarlos a sus familias.

Dijo que la Fiscalía carece de recursos para obtener los perfiles genéticos y hacer la comparación con el ADN de los familiares y eso mantiene a muchas familias en constante sufrimiento. "Hay avances en algunas carpetas y otras en rezago, lo más catastrófico es que hay muchos cuerpos sin identificar en todo el estado".