Política

Pleito político afecta implantación de ley de desaparición; piden más inclusión de colectivos en mesas de trabajo

mayo 11, 2019

"Es muy doloroso pasar por estos momentos... dolor en nuestros corazones y en nuestras mentes, nuestras almas no descansan en paz por no saber dónde están ellos", sentimientos que acompañaron a las madres con hijos desaparecidos y que ayer marcharon para exigir que el Estado les devuelva a sus hijos.

Mujeres de cuatro colectivos de familiares de desaparecidos caminaron con el corazón destrozado, pero con una fe y fuerza para encontrar a sus hijos. Nuevos rostros aparecieron ayer en la marcha que partió desde el Panteón Palo Verde hasta la Plaza Regina y de ahí al Monumento a la Madre. Algunas buscan a sus hijos desde 2009, pero el tiempo no sana la herida, la tristeza y la ausencia marca el dolor desde los primeros minutos de su desaparición.

Allí en esa caminata va Yolanda, una madre que busca a sus dos hijas: Ivonne Amador Espíritu y a Iriana Izet Luna Espíritu, quien en su dolor atina a decir: "Dios me los quiera regresar, pero quiero saber de ellas" y este día que es de fiesta para muchas madres, para ella, acentúa "es de lucha".

Ya son ocho años que no ve a Ivonne y a Iriana, "no sé nada de mis hijas y es muy doloroso pasar por estos momentos. Mi vida ha cambiado bastante, Ivonne me dejó dos nietos, ahora la niña –que cuando desapareció su mamá tenía 14 años– estudia enfermería, el niño está en la prepa, la verdad no me gusta ni exhibirlos mucho para protegerlos, pero pues aquí estamos en la lucha, el niño no entiende lo que pasó y por eso está renuente a obedecer y dice "si mi mamá estuviera". Iriana era hija de familia, todavía era solterita.

"El dolor es demasiado fuerte, todos los días amanece, y Dios, y es lo mismo, llorar, anochece llorar, se sienta una a tomar un café y piensa uno ‘¿y ellos ya comerían? ¿Estarán? ¿Adónde?’. Es difícil a nadie se le desea que viva esto, a nadie.

"Uno se imagina todo pero yo tengo la esperanza y le pido mucho a Dios, tú eres el único que sabe dónde están mis hijas y tú eres el único que me las puede devolver y a este tiempo como tú quieras dármelas, como tú quieras regresárnoslas pero ya quítanos esta agonía para saber a dónde están".

El dolor marca a todas las que caminan, a los adolescentes y niños se dejaron ver en esta marcha, que por primera vez después de varios años deja ver a familias completas exigiéndole al gobierno que ayude a encontrar a sus seres queridos, que se avance en las pruebas de ADN de los cadáveres encontrados y en las osamentas que han sido exhumadas de fosas clandestinas.

Lo que siente es "dolor como siempre en nuestros corazones, en nuestras mentes. No descansan en paz nuestras almas por no saber dónde están ellos, dónde están nuestros familiares, no sabemos nada por eso es esta lucha de protesta año con año y seguiremos luchando sin cansancio hasta poder lograr saber dónde están.

"Pero el coraje crece cuando las autoridades no dan respuesta porque todo el tiempo estamos de reuniones en reuniones y pues estamos esperando que nos den pronta respuesta, avancen nuestras carpetas y que nos den pronta respuesta sobre dónde están ellos, vivos o muertos, como sea, pero queremos saber dónde están.

"Mi esposo desapareció el 2 de noviembre de 2013, Concepción Jiménez Pérez, desapareció en la ciudad de Córdoba, Veracruz en el ingenio azucarero ’San José de Abajo’", señaló Milagros Montiel Cruz.

Complicadas búsquedas

"Tenemos un panorama muy complicado que es el de la búsqueda y la identificación de cuerpos, tenemos varias experiencias en el estado de hallazgos de cuerpos, de restos, de fragmentos óseos, y se pretende implementar la Ley en Materia de Desaparición de Personas sólo con reuniones y mesas de trabajo, pero en los hechos no sabemos qué dijeron la Policía Científica, la propia Fiscalía, no se aterriza con la identificación de cadáveres o restos óseos", señaló Anaís Palacios, integrante del Consejo Estatal Ciudadano de la Comisión Especial para el Seguimiento a la Problemática de la Desaparición de Personas en el Estado de Veracruz.

"En este momento tenemos varias preocupaciones en relación al tema de la implementación de la Ley en materia de desaparición de personas, porque ahorita estamos ante varias circunstancias, al parecer la implementación de la ley se dio en el marco de reuniones con familiares de personas desaparecidas, con un colectivo porque a esas reuniones tampoco el consejo puede participar".

Y la forma en que se busca implementar está siendo reducida a esas mesas sin necesariamente la participación más amplia de familiares y de instancias, "el mes pasado se implementó el mecanismo de búsqueda, que es donde intervienen varias autoridades del estado de Veracruz como la Fiscalía, la Comisión de Búsqueda, la Secretaria de Salud, la Secretaría de Seguridad Pública donde también son invitados a participar la Comisión de Atención a Víctimas, la Comisión de Derechos Humanos y el Consejo Estatal Ciudadano, sin embargo solamente tenemos una reunión y como que hay espacios paralelos", dijo Anaís Palacios.

Cuando lo que está haciendo falta con urgencia es saber cuestiones concretas para que las cosas vayan aterrizando. "El mecanismo lo que plantea es una coordinación entre autoridades, esta coordinación se ha dado de una manera, a mi parecer, bastante accidentada por esta pugna existente entre el Gobierno del Estado y la propia Fiscalía, sin embargo, creo que como muchas otras cosas, a empujones, la Fiscalía ha permitido algunas acciones que tocan a las familias, entonces eso es importante pero creo que desde ese discurso instalado de la voluntad que existe en el gobierno para atender debería también haber, más allá de palabras, acciones concretas.

"Tenemos un panorama muy complicado que es el de la búsqueda y la identificación, tenemos varias experiencias en el estado de hallazgos de cuerpos de restos, de fragmentos óseos, etcétera y yo veo esta sensación en los colectivos de que, pues se está avanzando porque hay reuniones, pero materialmente y ya en los hechos no sabemos de todo eso que dijeron la Policía Científica, la Fiscalía, no se aterriza la identificación y ahora ante el descubrimiento de éstos puntos positivos en el predio de Úrsulo Galván hay una intención de que no se trabaje a las prisas, no se trabaje bajo presión, sino bajo una metodología que sea acorde a las circunstancias y posibilidades de las propias instituciones".