Municipios

Poza Rica y Xalapa, con mala calidad del aire; no hay acciones preventivas para contingencia

mayo 10, 2019

Poza Rica, Ver.- Mientras la capital del estado registra su tercer día consecutivo con una mala calidad del aire, alcanzando concentraciones máximas de 165 puntos con relación a las partículas PM 2.5, en esta ciudad se reporta un nivel máximo de 789 puntos, cerca de las 12 horas, sin que hasta la fecha exista un protocolo de actuación en caso de contingencia ambiental.

De acuerdo con información de la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) del gobierno de Veracruz, la ciudad de Xalapa registró a las 18 horas de este jueves 9 de mayo, un total de 117 puntos en el parámetro de partículas suspendidas PM 2.5; mientras que en el caso de las PM 10 la concentración fue de 105 puntos a esa misma hora y 34 puntos de ozono, calificando la calidad del aire como muy mala.

Para la ciudad de Poza Rica el resultado fue similar, con 110 puntos para las PM 2.5; 102 puntos para las PM 10; y 44 puntos de ozono.

El sitio aqicn.org que se encarga de realizar un monitoreo de las estaciones de calidad del aire en todo el mundo, y que muestra un comparativo histórico en los tres últimos días (a diferencia del portal de la Sedema que sólo muestra los datos del día), la ciudad de Xalapa ha registrado una mala calidad del aire los últimos tres días, con una puntuación mínima de 134 y máxima de 165 para partículas PM 2.5.

En contraste, Poza Rica había registrado una calidad moderada hasta este jueves a las 12 horas, cuando tuvo un máximo de 789 puntos de partículas PM 2.5. En cuanto a las concentraciones de partículas PM 10, los valores habían fluctuado entre 40 y 72 puntos, al igual que los niveles de ozono que registraron una mínima de 10 y una máxima de 53.

Tales concentraciones obligarían a las autoridades a emitir contingencias fase 1, pero hasta la fecha ni el gobierno estatal ni los municipales cuentan con este tipo de políticas ambientales.

De acuerdo a las calificaciones establecidas para la calidad del aire, una buena calidad significa que no se presenta un riesgo para la población. A partir de los 50 puntos y hasta los 100, la calidad puede ser aceptable y representará un riesgo sólo para personas inusualmente sensibles.

Sin embargo, el riesgo comienza a partir de los 101 puntos a los 150, cuando se considera Mala y puede afectar a grupos sensibles. De 151 a 200 puntos se considera Muy Mala; cualquier persona podría experimentar efectos sobre su salud.

A partir de los 201 puntos se considera Extremadamente Mala y después de los 241 puntos ameritaría la aplicación de una fase 2 de contingencia ambiental.

El 24 de julio de 2018, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió la recomendación general número 32/2018, sobre las violaciones a los derechos humanos a la salud, un nivel de vida adecuado, medio ambiente sano, e información pública ocasionadas por la contaminación atmosférica humana.

Tal recomendación fue girada a los secretarios del Medio Ambiente y Recursos Naturales, de Energía, de Economía, de Salud, Comisión Reguladora de Energía, Profepa, Gobernadores, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México y presidentes municipales.

Entre las violaciones más relevantes encontradas por la CNDH se encuentra la falta de revisiones a las Normas Oficiales Mexicanas (NOM) en materia de salud ambiental, recomendando a la Secretaría de Salud la adopción de los estándares de la Organización Mundial de la Salud.

Señaló también la inadecuada implementación o funcionamiento de estaciones de monitoreo atmosférico a nivel nacional, lo que permitiría contar con información más precisa para determinar los niveles de contaminación; así como la planeación y adopción de políticas públicas para incentivar el uso del transporte público y la reducción del uso de vehículos que empleen combustibles fósiles, entre otras recomendaciones.