Política

Se asignaron en pasada Legislatura un seguro médico por 3 mdp y atención en el extranjero

mayo 08, 2019

A pesar de que gozaron un sueldo superior a los 250 mil pesos mensuales, en la pasada Legislatura dominada por el PAN, se contrató un seguro de gastos médicos mayores para los 50 diputados por un monto superior a 3.5 millones de pesos por los dos años, que les permitía atención médica en Estados Unidos.

Aunque de acuerdo al Inegi, en Veracruz más de 60 por ciento de la población carece de algún seguro médico, los ex diputados locales gozaron de uno, que les permitía incluso recibir hasta un millón de pesos si perdían la visión de un ojo o recibir 100 mil pesos en caso de que les fuera amputado cualquier dedo de la mano.

Los contratos fueron firmados por el ex secretario de Administración y Finanzas, Carlos Fuentes Urrutia, con el aval de los diputados panistas María Elisa Manterola y Sergio Hernández, en los cuales se pagó el primer año poco más de 1.9 millones de pesos por dicho contrato; y en el segundo año 1.6 millones de pesos.

Entre los beneficios de dicho seguro médico de gastos mayores que gozaron los 50 diputados de todos los partidos durante la era panista se detalla que podían recibir atención médica en el extranjero hasta por 250 mil dólares o una emergencia médica de hasta 50 mil dólares.

De igual forma se cubrirían los gastos de parto natural o cesárea, así como cualquier cirugía o intervención por complicaciones del embarazo. También quedaron incluidos los gastos originados por la renta de aparatos ortopédicos y prótesis, que se requieren a consecuencia de una enfermedad o accidente.

En dicho contrató se incluyó el "Plan Mago", que les garantizaba poder hacer uso de los mejores hospitales, además de gozar de gastos de transporte de ambulancia terrestre o área dentro de la República Mexicana.

En cuanto al seguro de vida, si morían por cualquier causa sus familiares podrían recibir un millón de pesos, pero si era por un asunto relacionado a su trabajo el monto se elevaba a 2 millones de pesos.

Se contempló que si cualquier diputado de la pasada Legislatura perdía una o ambas manos, así como uno o ambos pies, recibirían también el millón de pesos; de igual forma si perdían una mano más la vista de un ojo.

Por perder una mano o un pie recibirían 500 mil pesos, mientras que por perder cualquier pulgar recibirían 150 mil pesos, y por cualquier índice 100 mil pesos.