Municipios

Ex policías intermunicipales exigen liquidaciones a CGJ

abril 30, 2019

Poza Rica, Ver.- Las lágrimas de una madre brotan en medio de la manifestación a la que acudió en representación de su hijo, un ex policía de la Intermunicipal Poza Rica-Tihuatlán-Coatzintla, desincorporada durante la administración de Javier Duarte. Se ha sumado al reclamo de los ex compañeros, muchos ya adultos mayores con enfermedades crónico-degenerativas o discapacitados, sin ningún tipo de prestación social ni posibilidades de acceder a un empleo.

Fue el 1 de julio de 2015 cuando elementos de la Fuerza Civil al mando del entonces secretario de Seguridad (SSP), Arturo Bermúdez Zurita, tomaron prácticamente por asalto las instalaciones de la corporación, ubicadas en la colonia Miguel Hidalgo, de Poza Rica.

Los policías fueron privados de su libertad, incomunicados y golpeados por sus compañeros de la Fuerza Civil. Algunos fueron torturados para tratar de incriminar a otros en supuestos delitos. De la noche a la mañana, los uniformados, algunos con hasta 30 años de servicio, perdieron su empleo y la posibilidad de un retiro; todos, desde operativos hasta administrativos.

A la salida del gobierno de Duarte, buscaron el apoyo de las autoridades, primero con Miguel Ángel Yunes Linares, que siendo candidato, comprometió su apoyo para los ex policías, pero durante su gestión ignoró el tema.

Lo mismo sucedió con el actual gobernador Cuitláhuac García Jiménez, a quien solicitan una respuesta respecto al pago de sus liquidaciones y demás prestaciones que, en su momento Javier Duarte anunció haber cubierto, pero nunca recibieron.

"Que nos escuche el señor Cuitláhuac, porque nos trae a puros engaños. Fuimos a Xalapa porque él quedó muy formal de que nos iba a recibir, pero mandó a otras personas para ofrecer becas o trabajos de velador a personas mayores, lo que se está exigiendo es el pago de liquidación de los trabajadores, que nos escuchen, que den la cara", reclama la señora Lucía Perlestain, madre de uno de los ex policías.

En el proceso de reclamar una liquidación su hijo falleció, pero ella ahora se ha sumado a los ex compañeros. Porta una cartulina en la que pide justicia para los ex trabajadores de la Secretaría de Seguridad Pública.

Lo ex policías, algunos ya adultos mayores, discapacitados, reclaman el que lejos de cubrir las liquidaciones a las que tenían derecho, les han prometido becas y trabajo como veladores, a pesar de su avanzada edad o condiciones de salud. Ubaldo Rivera a sus 78 años no tiene posibilidad alguna de trabajar, tenía 22 años de servicio cuando fue despedido.

Por enésima ocasión han salido a manifestarse a las calles, algunos en sillas de ruedas, con la esperanza de ser escuchados por la actual administración estatal y puedan cobrar la liquidación y demás prestaciones a las que tenían derecho y con ello mejorar sus actuales condiciones de vida.